La recuperación de mi niña

A los seis meses de nacer Paula empezó a tener muchas otitis en ambos oídos. Según terminaba con un oído, a la semana empezaba con el otro y así estuvimos casi cuatro meses, a base de Amoxicilina y otro tratamiento para que no se acostumbrara a Ella. Después de tirarse el último mes con una otitis que iba de un odio a otro sin que el medicamento hiciera nada, el pediatra me dio la opción de operarla e insertarla unos pequeños tuvos en ambos oídos: así el líquido se drenaría bien y no tendría más infecciones. Sin pensarlo dos veces, le dije que se los quería poner, pero con mucho miedo a que mi niña se quedara sorda o le pasara algo. Siendo madre primeriza y viviendo en otro país, sola con mi maridoy mi niña, estaba aterrada. Cuando lo comenté en el grupo, Maite me tranquilizó muchísimo. Ella conocía casos y estaban genial, así que llego el día de la operación y allí que nos fuimos los tres. ¡Madre mía lo que lloró la pobre mientras se la llevaban al quirófano! La podía oir desde la sala de espera. Solo tardaron diez minutos, pero para mí fueron los diez minutos más largos de mi vida. Cuando salió el otorrino que la operó, nos dijo que todo había salido bien, que podía sangrar ese día un poco, pero que era normal. También nos dijo que entre los seis meses y los ocho años se le caerían los tuvos solos.

El día de reyes tuvimos que llevar a Paula al hospital, porque en el médico de urgencia me diejon que tenía amigdalitis y por la tarde había empeorado: la Amoxicilina no le hacía nada y la fiebre no hacía más que subir. Nos fuimos al hospital y nos dijeron que lo que tenía era Faringitis y que el tubito del oído derecho se le había caído. Tidavía estaba dentro, pero fuera del canal: su cuerpo estaba drenando el líquido como tendría que haberlo hecho desde el primer momento que nació. Mi niña ya se va recuperando de las otitis y de momento no ha vuelto a pillar ninguna más desde Julio que la operaron.

Anuncios

8 pensamientos en “La recuperación de mi niña

  1. No sabes cómo me alegra saber que Paula se está recuperando tan bien!!!!!!!!!! Y esos miedos de primerizas los hemos pasado todas… a mi chico mayor le abrieron el lacrimal con 10 meses y el rato de la operación fue el más largo de mi vida… pero cuando se ven los resultados se olvida todo… besitos guapisimas

    Me gusta

  2. Que suerte que ya esta bien!
    Vivi la misma situacion que vos. Viviendo en otro pais, solos com mi marido, fuimos a ponerle los tubos en en oido a mi hija de 10 meses.
    . Fue lo mejor, creo que se agarro dos infecciones desde esa vez.. No le dolia nada, los oidos drenaban la infeccion y le tenia que poner gotas, nada de antibioticos via oral.
    Ahora tiene 3 y medio y los tubos se le salieron hace unos meses y esta perfecta!

    Me gusta

    • Que bien vero, yo doy gracias que no volvió a pillar ninguna infección desde entonces, no se sí podría haber aguantado que segregaran líquido.

      Me gusta

  3. Uff, que susto se tiene que pasar de operar a una niña tan chica, a mi sobrina se la han hecho con tres añitos y le ha ido genial vaya. Me alegro que tu peque esté mejor 🙂

    Me gusta

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s