LA LLEGADA DE UN HERMAN@ A LA FAMILIA

Ayer nació la cuarta nieta de una gran amiga. Han sido unos días muy largos, esperando que llegara el momento. Mi amiga estaba muy nerviosa, no solo por cómo iría el parto, sino por cómo afectaría la llegada de la niña a su hermano de 20 meses.

Eso me ha hecho recordar el momento en el que estaba a punto de nacer nuestra pequeña y todos nuestros miedos acerca de cómo se lo tomaría A. Pero contamos con la ayuda inestimable de la psicóloga de la escuela infantil a la que iba por aquel entonces nuestro hijo.

Nos dio una serie de pautas a seguir para que la llegada del nuevo miembro a la familia fuera lo menos traumática posible para A, y creo que no estaría de más compartirla con todas vosotras.

La primera recomendación fue que tuviéramos organizadas todas las cosas con antelación para el día del parto, quién iba a cuidar de nuestro hijo mientras estuviera en el hospital y nos aconsejó hablarlo con A para que él supiera qué esperar cuando llegara el día. Nosotros lo teníamos muy claro, mi madre vendría unos días antes de la fecha de salida de cuentas para encargarse del niño.

Como es lógico, a todos nos hace mucha ilusión que el hermano mayor conozca cuanto antes al nuevo miembro de la familia, por lo que habrá una visita al hospital. Para este momento, la psicóloga, nos recomendó que no hubiera otras personas en la habitación, con el fin de reforzar la sensación de que él también forma parte de la familia, convirtiendo ese momento en un encuentro familiar íntimo. Además, nos instó a comprarle un detallito que le fuera a gustar mucho (nosotros optamos por un juguete con ruedas) para que su hermana se lo regalara a modo de bienvenida.

image_1361918111166203

Otro consejo fue el de intentar mantener las rutinas de A, durante los días y semanas que rodeaban el nacimiento, todo lo regulares que fuera posible. Que evitáramos cambiarle de habitación nada más nacer su hermana y que si, por su edad, le tocara afrontar algún cambio o hito evolutivo importante, como quitarle los pañales o dejar la cuna o quitar el chupete, lo hiciéramos o mucho antes del nacimiento o bien que lo aplazáramos hasta que la recién nacida llevara algún tiempo en casa.

En cuanto a la preparación de la llegada del bebé a casa también nos dio una serie de pautas a seguir para que la adaptación de A fuera lo mejor posible.

  • Incluir al hermano mayor lo máximo posible en las actividades relacionadas con el cuidado del bebé para evitar que se sienta desplazado.

El ir a buscar los pañales, ayudar a llevar el cochecito del bebé, ayudar a vestirlo, bañarlo o hacerle eructar haría que tuviera mucha ilusión por ayudar en los cuidados del bebé y le daría la oportunidad de relacionarse con su hermano de una manera positiva.

Y que si no mostraba ningún interés por el bebé no deberíamos preocuparnos ni forzarle, tal vez necesitaría más tiempo.

  • En los momentos en que el hijo mayor no pueda participar del cuidado del pequeño, por ejemplo cuando se da el pecho, se puede tener a mano juguetes para entretenerle así no se sentirá desatendido.
  • Aprovechar todas las oportunidades que se tengan para relacionarse individualmente con el hijo mayor, dedicándole en exclusividad toda la atención. Sobre todo cuando el bebé esté durmiendo. Sería ideal reservar un tiempo cada día para que los papás lo pasen a solas con su hijo mayor intentado atenuar cualquier resentimiento o enfado que pudiera tener contra el bebé.
  • Recordar a los familiares y amigos que le hablen al hermano mayor de otras cosas aparte del bebé.

Debemos tener en cuenta que los niños tienen dos necesidades importantes: necesidad de amor y confianza. No se soluciona diciéndole que le queremos más a él, porque quién le asegura que no cambiaremos de idea. Lo que él nos pida hacer, es lo que necesita. Puede querer que le abracemos, jugar a simular que es un bebé, ver fotos o escuchar historias de cuando nació, etc. Todo esto le ayudará a asimilar mejor la llegada del nuevo miembro a la familia. Y te regalará imágenes tan tiernas como esta

image_1361918122223052

Anuncios

8 pensamientos en “LA LLEGADA DE UN HERMAN@ A LA FAMILIA

  1. Felicidades por la nueva vida! Nosotros cuando nació la pequeña, también le hicimos un regalito a la mayor. Aunque ella me estuvo ignorando durante dos días. Eso sí, ha sido y es una hermana mayor estupenda.

    Me gusta

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s