¿QUITAMOS EL PAÑAL?

Hace poco más de dos años que le quitamos el pañal a A, y ahora se acerca el turno de la pequeña.

Reconozco que teníamos mucho miedo al momento “fuera pañal” y pensábamos que era difícil y complicado, pero resulta que fue más fácil de lo que imaginábamos y, en una semana, prácticamente ya estaban los pipis controlados (las cacas costaron más). ¿Cómo lo hicimos?

Antes de tomar la decisión de quitarle el pañal a A, hablamos con su profesora y la psicóloga de la escuela infantil a la que iba. Queríamos comprobar que era el momento adecuado y que A estaba realmente preparado para ello. Porque, por mucho que nos empeñemos, si no están listos no sirve de nada y encima se pueden traumatizar.

En esa reunión, la psicóloga nos explicó que debíamos tener claro que una cosa es la retirada del pañal y otra el control de esfínteres. Que esto último no se aprendía, sino que llegaba por la maduración del niño. Pero que, observando una serie de indicios, se podía averiguar si el niño estaba preparado (A sí que lo estaba).

¿Y qué debemos entonces tener en cuenta antes de empezar “la operación fuera pañal”?

  • El niño/a debe conocer algunas palabras clave: pañal, orinal, sucio, mojado, limpio, caca, pipi…
  • Es necesario establecer una rutina
  • Ha de ver y conocer cómo van al baño los adultos e iguales (si aún no lo ha visto)
  • Debemos de estar alerta a las señales del lenguaje no verbal: movimientos especiales antes de defecar u orinar que nos permitirán ofrecerle ir al baño (A se iba detrás de las cortinas y E se va a una casita de juguete que tenemos en casa… jejeje)
  • Elogiaremos los éxitos y quitaremos importancia a los fracasos. NO REGAÑAR
  • Poner al niño/a ropa fácil de quitar, por ejemplo el body, y si lo lleva que sea desabrochado. Aquí aprovechamos nosotros para comprar los primeros calzoncillos de mi chico… parecerá una tontería pero me hizo una ilusión…

Tomada ya la decisión de quitarle el pañal seguimos los siguientes pasos:

  • Durante una semana aproximadamente (antes de quitárselo) ofrecimos a A que hiciera pipi en el orinal (nosotros usamos el orinal, también se puede hacer directamente en el wáter), para que se fuera familiarizando con él. Aprovechábamos ese momento para hablar de cómo se hacía pipi y caca y sobre todo le recordábamos que era un mayor.
  • Entre la escuela infantil y nosotros, comprobamos que apenas mojaba los pañales entre cambios, lo que indicaba que iba controlando el esfínter, porque se aguantaba hasta la siguiente vez para ir al orinal
  • Así que pasamos a quitarle el pañal, y comenzamos un sábado para que coincidiera en casa (si no va a escuela infantil se puede empezar cualquier día de la semana)
  • Cada cierto tiempo, le ofrecíamos ir a hacer pipí y, si lo hacía, le felicitábamos y le hacíamos una pequeña “fiesta”. Así hasta que fue él quien lo pedía.
  • Mantuvimos el pañal de la siesta (hasta que se levantó una semana completa con él seco) y aún seguimos con la operación pañal nocturno.

El otro tema son las cacas. Conozco a pocos niños que no tengan problemas con su control. Tienen un miedo especial que hace que no quieran ir al baño a hacerlas y llegan incluso a tener problemas de estreñimiento. Pero con paciencia y siguiendo los consejos anteriores terminan controlándolas. Con eso y con mucha verdura, agua y fibra para ayudarles a que vayan más “ligeritos”.

20130303-234034.jpg

Anuncios

10 pensamientos en “¿QUITAMOS EL PAÑAL?

    • depende de la niña… se dice que las niñas maduran antes que los niños … y no es el primer caso que escucho de dejarlo antes de los 2 años… si ella lo controla y avisa no creo que sea pronto… ánimo y que les vaya muy bien 😉

      Me gusta

  1. Hola, me ha parecido muy interesante tu visión sobre dejar el pañal. En Edúkame, un portal para madres y padres, nos parece que has hecho muy bien en considerar siempre la posibilidad teniendo en cuenta la opinión de la maestra y la psicóloga del centro. Uno de los errores habituales es el de avanzarse al momento madurativo del niño ideal para ello. ¡Felicidades por hacerlo tan bien! 🙂

    Me gusta

  2. Es curioso, ahora estoy con mi 5º hijo y lo cierto es que lo del pañal es como un muro mental para nosotros los papis (o mamis), un reto. Gracias a Dios no conozco a nadie que con 6 años vaya con pañal. jiji. Me ha encantado el artículo vuestro. Gracias

    Me gusta

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s