LOS BENEFICIOS DE UN “HERMANO” DE CUATRO PATAS

20130308-013303.jpg

¿Habéis escuchado alguna vez la pregunta “¿ahora qué vas a hacer con el perro?” o alguna parecida (o peor)? Yo sí.

Es por ello que hoy os quiero presentar a Natalia, todo un ejemplo de mami emprendedora y nuestra experta particular. Ella es veterinaria, podéis encontrarla en su web y en facebook. Creo que nadie mejor que ella para darnos las respuestas que necesitamos a esas cuestiones que quedan en el aire y que tanto nos duele escuchar a los amantes de los animales y a los que tenemos mascota en casa.

Os la paso 😉

“Cuando Noe me comentó la posibilidad de escribir sobre la relación de los bebés con los perros para el blog, me quedé pensando: “¿qué cuento que llame la atención?” He leído un montón de artículos sobre el tema pero, ¿eso interesa? Luego me acordé de esa odiosa frase que oía constantemente cuando estaba embarazada de “¿y ahora qué vas a hacer con los perros?” y que gracias a mi formación podía rebatir, y pensé que quizá a otras madres les sería de ayuda tener algún dato que decir en esa situación, que seguro que a todas las madres de “hermanos de 4 patas” os han hecho alguna vez.

Hay muchísimas publicaciones sobre los beneficios psico-sociales de la convivencia con mascotas en niños, está comprobado que los niños que tienen mascotas sufren menos de estrés y desarrollan menos comportamientos agresivos, tienen una mayor autoestima y desarrollan antes el sentido de la responsabilidad al involucrarse en su cuidado, son niños más sociables y con mayor sensibilidad, o incluso (y esto también se ha demostrado en personas mayores) tiene beneficios físicos, al evitar el sedentarismo que tanto preocupa en la sociedad actual.

Existen momentos de la vida del bebé en la que se ve reforzada su conducta de forma natural por un perro. Un ejemplo muy visual es la etapa en la que los bebés lanzan cosas para que se las devolvamos. Algunos psicólogos infantiles piensan que los bebés buscan con esto la demostración afectiva de su madre o de su padre “yo lanzo el muñeco, mamá me hace caso y me lo devuelve”. Un perro,de forma instintiva, va a coger el muñeco y se lo devuelve al bebé, fortaleciendo el vínculo de afecto que el niño estaba buscando.

Pero, fuera de ésto, también existen beneficios en su salud. Los bebés que conviven con perros desarrollan antes el sistema inmunitario, por lo que padecen hasta un 30% menos de infecciones respiratorias y hasta un 50% menos de infecciones de oído.

Y debido también a este refuerzo del sistema inmune, son niños que desarrollan hasta un 50% menos de alergias comparado con aquellos que no conviven con un animal.

Evidentemente, esto no quiere decir que no sea necesaria una supervisión de la convivencia de nuestro bebé con nuestra mascota y, sobre todo, una adecuada presentación del bebé cuando llegue a casa, pero, teniendo los cuidados pertinentes, la vida de nuestros pequeños de dos o de cuatro patas será mucho más satisfactoria compartiendo momentos juntos”.

Natalia Pérez, veterinaria
Clínica Vererinaria Kerry Blue

Anuncios

14 pensamientos en “LOS BENEFICIOS DE UN “HERMANO” DE CUATRO PATAS

  1. Nosotros no tenemos animales, pero cuando vivía con mi madre teníamos a mi gatita, que cuando murió lo sentí más que en los funerales de otras personas cercanas. No comprendo como la gente puede siquiera plantearse el prescindir de sus animales de compañía cuando van a tener hijos. Pasar a ser parte de la familia y se los quiere como a uno más. la nuestra estaba súper mimada y si el embarazo me hubiera coincidido con ella aquí sé que no habría cambiado nada en mi relación con ella. Está muy bien que los niños crezcan con los animales y desarrollen el amor por ellos lo antes posible. Ahora, mi sobrina cada vez que ve por la calle un perro, un gato o una paloma, nos deja a todos plantados y allí que se va a juguetear con ellos. Que hay perros que son como caballos de grandes y a ella ni siquiera le impresionan, porque está creciendo sin ningún temor hacia ellos.

    Me gusta

  2. Creo que los animalitos son los mejores amigos que puede tener un bebé. Si están juntos desde el principio no debe haber ningún problema, no hay que abandonar a nuestro perro por la llegada de un nuevo miembro a la familia.

    Me gusta

  3. Mi hija mayor tuvo durante su primer año de vida como compañero a mi perro boxer. Un hermoso perro de treinta y pico kilos, super amoroso. En cuanto la niña lloraba o protestaba, se acercaba a su cuna a ver qué le pasaba. La enana le tiraba de las orejas, le tiraba de los mofletes y le metía la mano en la boca como si nada, el perro se dejaba hacer, y siempre estaba atento a que ella estuviera bien.
    Cuando salíamos de paseo, iba pegado al carro, sin tirar, y cuando comenzó a ir sentada, iba a su lado como si le estuviese indicando el camino que iban a recorrer.

    Me gusta

    • Sí, ¡tengo entendido que los Boxer son una maravilla con los niños! Una buena amiga tenía uno, el bebé le tiraba los juguetes y el se los llevaba a la cuna, y solo quería dormir junto a la cuna del bebé… A mí me enternece.

      Me gusta

  4. Mi niña está encantada con nuestro perro. Le hace de todo y el perro a aguantar. Es un pastor alemán de más de 45kg, y protege mucho a la niña, nadie se puede acercar a ella sin nuestro permiso. Yo creo q los animales les benefician en mucho aspectos. La relación ha sido siempre estupenda, y ahora q vamos a tener otro peque, espero q tb adore al perro. La primera palabra de mi niña fue “Dick”, el nombre de nuestro perro. Cuando esta comiendo, y no quiere más llama al perro para dárselo.

    Me gusta

  5. Yo tengo perro. Lo tuve antes de tener a mi hija y ahora son dos peques en casa. De hecho, yo a mi hija siempre le hablo de “su hermano peludo” cuando hablo de Athos. No puedo entender cómo hay gente deshumanizada que cuando tienen un bebé echan al perro a patadas. Yo no sabría vivir sin ellos.

    Me gusta

  6. Hola! nosotros tenemos dos gatas. Y hemos escuchado esa frase… “que vas a hacer con las gatas”?y mas….. “que los gatos son traicioneros…”” haber si va a hacerle algo al bebe”. A lo que yo contestaba: vamos ha ver! que mal concepto hay de los gatos!! Ellos tendran que acostumbrarse al bebe, igual que nosotros y el bebe a ellas… Nueve meses despues, mi pequeño cada vez que las gatas se le acercan suelta una sonrisa preciosa. Solo hubo una vez que el nene cogio a la gata de la cola, y ella para quitarselo le pego con la pata, pero sin garras. Solo un toque… La gente piensa que los animales no tienen sentimientos, que no son capaces de querer a los humanos.. Pero aunque mis gatas no se acercan mucho, por que el nene es un poco bruto, cada vez que el bebe llora ellas vienen corriendo a acariciarle. Lo que no quita que no los dejemos solos, siempre con supervision. Son parte de la familia, no seria capaz de abandonarlos… eso muchos no lo entienden… pero que se vayan a paseo!!

    Me gusta

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s