PAULA Y SU AMIGUITA NICKY, LA TORTUGA

20130328-082619.jpg

Hace ya unos años, demasiados diría, una buena amiga me regaló una tortuga que había encontrado en el arroyo de mi barrio su padre. A ella nunca le habían gustado los animales y me preguntó si la quería. Por aquel entonces solo teníamos a mi perro Jacko, un caniche color canela que, por desgracia, desde hace casi seis meses ya no está con nosotros. Así que, una servidora (y enamorada de los animales) aceptó sin más miramientos el ofrecimiento y sin contar siquiera con la aprobación de mis padres. Así llegó a nuestra casa otra mascota más: Nicky.

Con el tiempo fui descubriendo cosas sobre mi tortuga. Hoy por hoy es una especie en extinción y no se pueden comprar ni vender, ya que es un delito. Pero la mía no es como las demás, tiene el caparazón deformado por un golpe y, aunque ha crecido muchísimo, no ha llegado a alcanzar el tamaño que se supondría.

La tortuga lleva con nosotros como unos 16 años y se juntó con Kuki, otra tortuga que me regalaron por mi cumpleaños. Desde que nació mi hija siempre ha visto a las tortugas como un juguete y a día de hoy las ve y se pone hablar con ellas.

Ahora mismo tengo a Nicky paseando por la habitación y a Paula detrás de ella enseñándole su chupete rosa jajajaja. Está encantadas las dos. Cuando la sacamos la tortuga por la casa siempre va detrás de mi nena y ésta detrás de la tortuga. Kuki es más arisca…

Mi nena todavía se acuerda mucho de nuestro perro, pero con Nicky al lado parece que se le olvida por un momento. En la tortuga ha encontrado, contra todo pronóstico, una gran amiga con la que se junta cuando subimos A casa de los abuelos. Es llegar a su casa y empezar a llamarla “PikiPiki” que es su nombre en el lenguaje Paula.

Y después de contaros todo esto me pregunto… ¿Hasta qué punto puede cualquier animal ser de ayuda en la vida de nuestros niños?

¿Vosotras que pensáis?

Anuncios

12 pensamientos en “PAULA Y SU AMIGUITA NICKY, LA TORTUGA

  1. Que bonita historia la de Nicky y Paula.
    Creo que los animales son una gran forma de enseñarles a los niños otra forma de amistad, de cuidado, de cariño. Lo malo es que en casa el prínipe es alérgico a todo lo que tiene pelo y se nos ha puesto malo con un perro y un hamster, así que no tenemos animalitos…

    Me gusta

  2. Jamás hubiéramos pensado que una tortuga sirviese como animal de compañía y que interactuase con los niños. Yo de pequeña tuve un galápago en el jardín de casa. Un día el perro de la vecina entró, se lo llevó en la boca y nunca volvimos a saber de él. Mi hermano fue el que quedó más afectado, porque confiaba en que fuese una tortuga Ninja y un día se transformase…

    Me gusta

    • ¿Has visto? A mí (Noe) tb me ha sorprendido la historia de Lore, pero ya ves que sí!!! 🙂

      Qué penica lo que vuestra mascota… Pero la inocencia de tu hermano me ha hecho sonreir!!!! Gracias por compartirlo!!! 😉

      Un besote enorme!!!!

      Me gusta

  3. A mi me encantan los animales, y creo que es una buena experiencia para los niños, pero las tortugas y los hamster no son de mi agrado, pero porque creo que no saben hacer cosas “graciosas” como un perro o un gato.

    Me gusta

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s