LA MATERNIDAD DE LA A a la Z: D de DELEGAR

Mi segunda palabra de esta semana va muy relacionada con mi primera incursión en este diccionario de la maternidad que Vero de Trimadre a los 30 nos animó a completar hace ya… ¡¡¡12 ediciones!!!

embarazada silla2

En esa primera vez hablaba de cómo la maternidad había hecho que mi yo-obsesivo de la limpieza y el orden se fuera relajando un poco para no perderme todo lo bueno que me brindaba mi nuevo yo-mamá.

Pero es que mi yo-obsesivo no es el único yo de lo oscuro que tengo. También tengo un yo-controlador que no me permite dejar nada al azar y fuera de mi control. Pero claro, la llegada de los retoños a nuestra vida (a la de mi marido y mía) está consiguiendo (muy pero que muy despacio) que esos yos oscuros de los que me sentía incluso orgullosa (algo que tendría que hacerme mirar ;)) se queden en lo profundo de mi ser y sus salidas a la luz sean cada vez más esporádicas.

Y de ahí la palabra elegida para hoy DELEGAR porque cuando salieron por primera vez las dos rayitas en el predictor me autoimpuse para mí solita todas las tareas que iban a transformar nuestra rutina.

Error, error, error…

Para empezar, a los peques los hicimos entre los dos y fue decisión mutua el tenerlos por lo que… el padre de las criaturas quiere participar en su vida tanto como yo.

Y, que si no delegaba o dejaba de controlarlo todo, mi yo iba a terminar muy pero que muy mal porque el día sólo tiene 24 horas y aún no he encontrado a mi yo-omnipresente 😛 para poder llegar a todo (tal y como mis yos, el obsesivo y el controlador, querrían que hiciera)

La RAE define delegar como dar a otra la jurisdicción que tiene por su dignidad u oficio, para que haga sus veces o para conferirle su representación. La verdad es que esta definición me deja un poco descafeinada porque no creo que cuando delego en mi marido, mi tarea autoimpuesta, me esté representando, más bien está ocupando el lugar que mi yo-controlador le ha arrebatado.

Así que he optado por presentar una definición muy sencilla (mi yo-imaginativo deja mucho que desear) pero que expresa a la perfección lo que es para mí delegar: dejar al padre participar en la crianza de los hijos sin que medie control por parte de la madre.

Anuncios

9 pensamientos en “LA MATERNIDAD DE LA A a la Z: D de DELEGAR

  1. jajajaaj!!! Muy bueno! Sí señora!
    Sé de una que va más que despacio en esto de DELEGAR y que llega a límites insospechados de agotamiento por cabezona, así que tendré que meterle más caña a mi yo-meloguisoyomelocomo…
    Buena reflexión.
    Un beso

    Me gusta

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s