#150 PALABRAS: UNA PROMESA (LUCES, VIAJE, HORA)

Llegó la hora de emprender el viaje. Daniel había dejado la maleta preparada junto a la puerta y allí le estaban esperando sus padres, el abuelo y su fiel compañero Tobías.

Tobías era un perrito que llegó a su casa cuando Daniel apenas tenía 4 años y jamás se habían separado.

Cinco fantásticos años en los que habían emprendido un millón de aventuras y viajes. Algunos imaginarios a países exóticos donde descubrían grandes tesoros y otros más reales al campo, la playa o la montaña que terminaban siendo inolvidables. imagesIZ98IZQ4

Pero a este viaje no podía acompañarle, no estaba permitida la entrada de animales, aunque fueran los mejores amigos. Su abuelo, a escondidas, le había prometido que si luchaba con fuerza para recuperarse, llevaría un día a Tobías para que se vieran desde la ventana.

Con esa promesa y las ganas de vivir Daniel apagó las luces de su habitación y se puso en marcha.

 

Anuncios

10 pensamientos en “#150 PALABRAS: UNA PROMESA (LUCES, VIAJE, HORA)

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s