ESTUVIMOS EN EL PRIMER #BLOGTRIPPULEVAINFANTIL (II)

Esto es algo que he señalado más veces, mi hija es APLV y, además de no poder tomar leche, tampoco puede tomar ternera. Os podéis imaginar la constante preocupación que tenemos por si tiene alguna deficiencia vitamínica.

Pues llegó el momento temido. En una de las analíticas de control salió un resultado preocupante: la peque estaba al borde de la anemia.

Todo el verano lo pasamos luchando con las comidas, ella sin apenas querer comer, aún menos los alimentos con más hierro, y yo desesperada.

Un poco antes de tener que repetir la analítica y comprobar cómo iban esos valores acudí al I #BlogTripPulevaInfatil. Tuve la gran oportunidad de escuchar a dos pedazos de pediatras (Dr José Manuel Moreno Villares, presidente del Comité de Nutrición de la Asociación Española de Pediatría (AEP), y la Dra. Cristina Campoy Folgoso, Profesora titular del Pediatría de la Universidad de Granada y miembro del Comité de Nutrición de la Sociedad Europea de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica (ESPGHAN)) que me aclararon muchas cosas sobre la alimentación en estas edades y luego, en privado, el Dr. Moreno me tranquilizó y ayudó a mitigar mis miedos sobre la alimentación que estaba llevando mi hija.

Así que, no me voy a guardar para mí todo lo que nos contaron y cada sábado (empezando desde hoy) publicaremos todo lo aprendido en el foro.

Una de las cosas que se habló fue de las CARACTERÍSTICAS DE LOS NIÑ@S DE 1 A 3 AÑOS. Después de un primer año de vida lleno de revisiones, controles y cambios en los pequeños, parece que queda relegada esta etapa y que no es tan importante como la anterior, pero es un error. Es una fase muy importante y a la que debemos dar el valor que le corresponde. Por eso es bueno conocerla un poco:

– Después de un primer año lleno de nuevos hitos, del paso al sólido y del conocimiento de nuevas texturas, los niños pierden el interés y empiezan a negarse a probar nuevos alimentos. Incluso dejan de comer los que ya les gustaban (es lo que hemos sufrido nosotros este verano con la pequeña)

– Hacen algunas comidas bien y otras se convierten en una lucha por hacer que coman, pero el cómputo final de calorías es el adecuado

– Las que hemos pasado esta etapa o estamos en ella nos damos cuenta de lo rápido que avanzan de 1 a 3 años

– Esto implica que ya pueden comer como los adultos, lo que debemos de aprovechar para compartir con ellos ésos momentos y hacerles más partícipes

– Este punto es bueno recordarlo sobre todo a la hora de llenar los platos. Un niño se agobia mucho si en su plato hay mucha comida y todavía no son capaces (ni necesitan) tomar cantidades como las de los adultos. “El niño es el que elige la cantidad y nosotros quienes decidimos la variedad de los alimentos

– Necesitan menos calorías pero más proteínas. Sin pasarse, que es nuestra tendencia (una de las cosas que quedó clara en este foro)

– Jamás volverán a crecer y engordar tanto como en su primer año de vida, no tenemos que obsesionarnos con el peso de nuestros hijos

Después de conocer todas estas características, me di cuenta de que mi hija no es que sea mala comedora, sino que está pasando por una fase típica de su edad y ahora me tomo las cosas con más tranquilidad y sabiendo que con el tiempo (y enseñándola a tener una alimentación rica y variada) adquirirá unos buenos hábitos alimenticios.

IMG_6095.PNG

A todo esto… en la analítica salieron unos niveles de hierro fantásticos 😉

Anuncios

10 pensamientos en “ESTUVIMOS EN EL PRIMER #BLOGTRIPPULEVAINFANTIL (II)

  1. que interesante esto que nos cuentas! La verdad que la piccola sigue comiendo super bien, en la guardería muchos días hace el bis y todo, si le gusta algo repite!
    Y en casa como siempre ha comido con nosotros, sigue comiendo y sin rechistar. Ma alegro que las analiticas de tu peque hayan salido mejor!
    Gracias por compartir la info la tendré en cuenta para el futuro! 🙂

    Le gusta a 1 persona

  2. Muy interesante el post!
    A veces yo también le doy vueltas al tema de que el Miniser tenga cubiertas todas las necesidades porque es alérgico al pescado, y como a veces se niega a comer carne o verduras (raro es el día pero a veces lo hace) me da cosilla tenerle mal alimentado. Pero me quedo más tranquila leyendote y sabiendo así que ellos mismos se regulan en cantidades y necesidades. Me ha gustado mucho el post!

    Le gusta a 1 persona

  3. Creo que todos los padres en algún momento de la corta vida de los hijos, nos preocupamos por el peso y la talla. Pero es que es como algo novedoso, no sabemos muy bien como hacer. El caso es no preocuparnos de más, sino usar el raciocinio, y pensar que al ser más pequeños también comen menos.
    Me alegro que esté bien los niveles de hierro!

    Me gusta

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s