MI HIJO NO ME COME, ¿QUÉ HAY QUE HACER?

Echo la vista atrás y jamás me hubiera imaginado, tan pronto, diciendo esto: mi hija no me come y la hora de la comida se traduce en un infierno (interno, para mí, que ardo por dentro de rabia e impotencia). ¡Con lo que ella comía…! ¡Si cogía los cubiertos como nadie y ya de muy pequeña! ¡Si comía de nuestro plato después de haberse comido lo suyo! ¡Si comía de todo…!

Pues ya no. A sus tres años podría sobrevivir con un yogur al día si la dejara. Pero no os creais, luego va al cole y come ella solita y de todo, ¡tócate-los…! ¡¡Pero el fin de semana no hay cole!! Y aún quedan los desayunos, las meriendas y las cenas, bastante para desquiciar a cualquier madre de un niño inapetente, ¡encima cabezón y demasiado listo!

Dosificar la paciencia (por eso de que no se acabe), practicar las dotes interpretativas (no vaya a ser que se piense que nos importa que no coma), ser organizada y cumplir rutinas, horarios y planificar menús (se intenta, se intenta) y esperar… Fácil, ¿verdad? ¡¡¡Jaaaa!!! O llego tarde a eso de dosificar la paciencia o no soy muy buena actriz o me faltan horas en el día, pero lo que está claro es que me he puesto a la tarea y en ello estoy.

Por eso, quería compartir un artículo que me pareció interesante, “el niño que no quiere comer“, a ver qué pensáis:

IMG_6131.PNG

Y también el libro que muchos ya conoceréis, pero que es el que ahora ocupa mi mesilla de noche (por razones de necesidad): “Mi niño no me come”, de Carlos González.

IMG_6132.JPG

Anuncios

21 pensamientos en “MI HIJO NO ME COME, ¿QUÉ HAY QUE HACER?

  1. Precisamente la semana que viene voy a hablar de esto. Y yo, que tengo en casa las dos caras de esta moneda, me decanto mas por la calma y la comprensión de cada niño es un mundo y tiene unas necesidades de alimentación diferentes. Si están sanos, para que preocuparse?

    Le gusta a 1 persona

    • Cierto!! Aunque yo tuve mis momentos con la peque, porque no dejaba de estar malita, no comía encima y ya estaba decaída. Por suerte empezó a mejorar un poquito y bueno, comer come cual pajarín, pero mejor eso que nada o estar a la greña…

      Me gusta

  2. Hay veces que las madres pecamos en exceso. Hay noches que mis hijas no tienen mucha hambre, y otras que se comerían un caballo. Si fuera una cosa habitual -el no comer- entendería que pudiera haber un problema, pero al igual que nosotros, ellos también pueden estar llenos en un determinado momento, o inapetentes.

    Me gusta

  3. En mi caso Niño ha sido de mal comer siempre. En casa sólo quiere lo que le gusta y si le apetece pero luego en el cole come de todo en el comedor! Yo al final he optado por despreocuparme un poco, si quiere comer que coma y si no pues ya comerá cuando tenga hambre. Él se toma un biberón antes de ir al cole, allí come fuet y palitos de pan. Después come la mar de bien lo que toque, pescado, verdura, legumbre, etc. Para merendar le llevo un plátano o pan y un zumo. Y luego la cena ya depende, le suelo hacer lo que le gusta pero a veces tampoco quiere comer, así que leche y listo. El fin de semana pues también cuesta. El libro de Carlos González me sirvió para quitarme un poco esa obsesión con que coma, tomármelo más tranquilamente y aprender a aceptarlo y a adaptarme a sus necesidades. Ánimo!

    Me gusta

  4. Entiendo que te preocupes si es algo habitual, yo también lo haría, de hecho ya lo hago y la peque come bien, pero claro, yo pienso en que una futura enfermedad la deje con un kilito menos y la peque no va sobrada, es normal que nos preocupemos y que insistamos, busquemos trucos y formas de convencerles. Es fácil decir: déjale ya comerá cuando tenga hambre, yo prefiero ser un poco cansina e insistir, darle un par de opciones, en fin… cada maestrillo…
    Besazos y ánimo!!

    Me gusta

  5. En mi casa mi madre odia comer y le forzaban, y a nosotros nunca nos obligaron. La familia la criticaban por hacernos comida “a la carta” pero ahora de adulto como igual o mas que muchas amigas que obligaban comer de todo, y ningún trauma infantil 😛

    Me gusta

    • Yo tengo a las dos abuelas que son polos opuestos: una quiere obligarne a la nena sí o sí y la otra le hace a la carta, la deja hacer lo que quiere. Yo intento respetar las necesidades y los tiempo, con límites. A mí me obligaban a comer y lo detestaba!! Todavía me acuerdo de las arcadas que me daba el hígado y los sesos y de aquela para dentro como fuera!

      Me gusta

  6. Yo escribí mi opinión sobre este libro, y sobre otros de Carlos González. Porque me gustan sus ideas pero luego en mi casa las cosas no suceden como él las cuenta. Aún así, lo que sí me ha quedado claro es que nunca debemos forzar a un niño para que coma, Y con la bichilla lo cumplimos a rajatabla.

    Me gusta

  7. Pues no se que decirte! Por suerte tengo un comilón en casa (sale a los papis 😉) así que cuando algún día no quiere comer y se pone burro pues tampoco insistimos mucho, ya comerá más tarde. Pero entiendo que si eso se repitiera todos los días no sabría como llevarlo. Como dices la paciencia es primordial, pero claro, no todos los días tenemos los depósitos de paciencia llenos!!

    Me gusta

  8. No te agobies, yo creo que puede ser una etapa!! Alfonso era un glotón de cuidado, y aunque come muy bien, por ejemplo, tuvo una temporada en que se negaba a desayunar la leche, y todo porque no la tomaba en bibe!! Y luego van cogiendo manías a algunas cosas, pasan de comer de todo a no querer algunas cosas… paciencia!!!

    Me gusta

  9. como te entiendooooo. Mi hija lleva seis meses en huelga de alimentación en casa..ella que devoraba las papillas. Dejó de comer aun comiendo papillas y el cambio a alimentación entera tampoco ha sido la solución…no me extiendo pero si quieres leer lo que pasa en casa, aqui tienes lo que yo escribi:
    http://asicomolopienso.com/2014/08/26/mi-nina-no-me-come-pero-en-el-cole-si/
    si encuentras la clave del secreto y consigues que coma de nuevo, por favor cuéntamela…yo he probado de todo: diferentes alimentos, entretención, explicación, comidas divertidas, etc…pero en casa solo prueba: galletas, yogur, chocolate (por supuesto), sopa de la abuela (pero no muchos dias seguidos) y papilla de cereal…eso sería!
    Ya no sabemos que hacer..y en la guarde come de todo!!!!

    En fin…suerte!!!

    Me gusta

  10. Buff.. yo se muy bien lo que es eso… Con mi hija mayor nunca he tenido este problema, pero con la peque ya es otra cosa.. No le gusta comer y yo he echo de todo!!! Y el pediatra me dijo que cada niño tiene un ritmo de comer distinto y hay que respetarlo (siempre dentro de unos limites) y de momento va bien… No me puedo quejar!

    Me gusta

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s