SEGURIDAD ANTE TODO

El pasado fin de semana estuvo lleno de emociones y la principal fue que ¡¡¡mi chico mayor aprendió a andar en bicicleta sin los ruedines!!!

bicicletas

Fue muy emocionante verle dar sus primeras pedaladas y, ahora, está deseando que salgamos a andar con la bicicleta. Pero nos faltaba algo muy importante para poder hacerlo. UN CASCO, porque la seguridad es lo primero.

El nuevo casco para ir con seguridad en la bicicleta

El nuevo casco para ir con seguridad en la bicicleta

Desde el 9 de mayo del 2014 está en vigor la ley que obliga al uso de casco a los menores de 16 años, ya sean conductores u ocupantes, de bicicletas y ciclos, independientemente de la vía por la que circulen (aquí podéis leer íntegramente la ley).

Así que me informé de los requisitos mínimos que tenía cumplir un casco para ser totalmente seguro y proteger a mi hijo.

– Tiene que tener el tamaño adecuado para su cabeza. Para ello existen tallas y hay que buscar la que mejor se adapte al contorno de cabeza.

– Cómodo pero a la vez ajustado.

NO debe deslizarse hacia delante o hacia atrás.

– El color también es importante, los llamativos ayudaran a que se les vea mejor.

– Si tiene orificios de ventilación que éstos llevan una malla para evitar la entrada de insectos

– Un buen sistema de cierre (el más práctico el de clic)

También es muy importe ponerse bien el casco. De nada sirve comprar uno buenísimo si luego lo utilizamos mal.

Este era un tema que me preocupaba especialmente ya que como nunca lo había usado no estaba segura de saber ponerlo adecuadamente. Así que, ni corta ni perezosa, le dije al dependiente que le pusiera el casco a mi hijo y me dijera en qué tenía que fijarme para usarlo correctamente.

– Primero, ajustar el casco al contorno de la cabeza. El que compramos tiene un sistema de ajuste en la parte trasera. Primero lo abrió, se lo puso a mi hijo en la posición correcta (en el dibujo se ve cuál es) y con la ruedecita lo fue cerrando hasta que quedó encajado, sin molestarle, claro. Para comprobar en el futuro que está bien colocado nos dijo que le hiciéramos sacudir ligeramente la cabeza con la correa suelta. NO DEBÍA MOVERSE.

Modo correcto de colocarse el casco

Modo correcto de colocarse el casco

– Segundo, colocar las hebillas de cruce de las correas de tal manera que formaran una “Y” bajo el lóbulo de la oreja, sin cubrirla. Para ello, la posición correcta del casco es la del diagrama F (Ver en el dibujo). Ni muy adelante ni hacia atrás, debe estar bien centrado.

– Por último, cerrarlo por debajo de la mandíbula, sin que llegue a apoyarse, contra la garganta. No debe estar ni demasiado apretado ni demasiado flojo.

Otras consideraciones a tener en cuenta son

cambiarlo cada 5 años, aproximadamente, a partir de la fecha de producción (debe de figurar en el casco)

sustituirlo tras un choque (habrá cumplido su misión) ya que aunque no aprecien desperfectos a primera vista, puede estar dañado.

– recordar que el casco reduce la gravedad de las heridas en la cabeza pero no las evita.

Con todo esto, esperamos poder disfrutar de la nueva afición adquirida ya que hasta este fin de semana mi hijo ha hecho muy poco caso a la bicicleta, prefería jugar al fútbol 😉

Anuncios

COMO CORTAR Y CAPEAR EL PELO (II): A UNA NIÑA

Cortarle y capearle el pelo a los niños es mucho más fácil que cortarnoslo a nosotras mismas y a la mía le ha acabado gustando eso de sentarse conmigo, ver sus dibujos y luego ir corriendo a verse al espejo con su “nuevo look”. ¡A mí me encanta ese momento! Y cada vez voy perfeccionando más y más el corte.

Os dejo mi pequeño tutorial, en dos pasos:

IMG_6111.JPG

1. Primero le corto las puntas e igualo el largo. Empiezo por la parte de atrás y voy hacia los lados, hasta comprobar por delante que los dos mechones están igualados

2. Luego empiezo a capear el pelo. Es tan sencillo como levantar el mechón y cortar en paralelo a la cabeza, teniendo en cuenta que cuanto más subamos el mechón (se ve en el dibujo) más diferencia habrá entre las capas y más cortas quedarán. Para ayudarnos a separar los mechones podemos utilizar dos pinzas para el pelo

¡¡Feliz lunes!!

¿QUIÉN DIJO MANCHAS DIFÍCILES?

Lo primero de todo deciros que nadie me patrocina este post, nadie me está pagando por decir lo que os vengo a contar ahora. Simplemente creo que merece la pena compartir las cosas que nos funcionan para ayudarnos en la dura lucha que es la maternidad y creo que si hay algo que ayuda a que tengamos un poco más de tiempo libre con nuestros peques, mejor contarlo y así aprovecharnos todas de ello.

Voy a ir al lio porque veo que me voy por las ramas y no es cuestión 😉

Os pongo en antecedentes. Tarde en el parque hablando un poquito de todo y llega nuestro momento marujeril (nos gustan bien poco pero de vez en cuando alguno cae) sobre manchas y cómo deshacernos de ellas.

Yo, hasta ese momento, conseguía sacar casi todas, incluso las de fruta, con el detergente Omino Bianco jabón de Marsella. Me lo habían aconsejado en uno de esos momentos de desesperación, harta de cacas ácidas de mi pequeña y con la mayoría de los bodys estropeados. Lo probé y oye… ¡¡¡mano de santo!!! Pero claro, no salían todas y como me despistara y se secaran un poco ni rezando conseguía salvar la prenda. omino bianco

Crecieron los niños y las manchas “graves” fueron desapareciendo… BIENNNNNNNN, por fin dejaría de estropear tanta ropa pero… lo celebré demasiado pronto 😦 Soy de las que me gusta que los niños disfruten al máximo de todo, de la comida, del parque, de los charcos, del barro que hacen con un poco de agua y tierra… vamos.. de lo que sea. Lógicamente las manchas difíciles volvieron y más de una camiseta terminó para trapos por un batido de chocolate.

Pero ya no, como os contaba, en un momento marujeril de parque una de las mamás comentó que ella usaba desde hacía tiempo el Disuelve Manchas Grasas del Mercadona y estaba encantada. ¡¡¡No había vuelto a sufrir con una mancha!!!

disuelve manchas“El del bote naranja” muy parecido al de otra marca más conocida pero de mejor precio. Así que ya me veíais a mí al día siguiente como loca a comprarlo para quitar las manchas de hierba que tenía mi hijo en los pantalones.

Encantada me quedé. Todas las manchas salieron a la primera. Un poquito del disuelve manchas sobre la mancha, incluso las resecas, a la lavadora (con el Omino Bianco que no le pienso abandonar) y salían impolutas. ¡¡¡Estaba maravillada!!!

Las de fruta… FUERA

Las de chocolate… FUERA

Las de pintura… FUERA

Así que la siguiente vez que lavé hice una nueva prueba. Intenté quitar las manchas que en anteriores lavados no había conseguido sacar.

Otra vez el mismo proceso pero… NO, esas no salieron. Una pena pero bueno, desde que tengo este Disuelve manchas, no me ha vuelto a pasar así que… me quedo con lo positivo.

¿Vosotr@s lo conocíais? ¿Qué tal os ha ido con él?

COMO CORTAR Y CAPEAR EL PELO (I): A UNA MISMA

¿Quieres saber cómo me corto y capeo el pelo en casa? Sigue leyendo 😉 Éste será un pequeño tutorial que explicará, de forma muy sencilla, cómo podemos cortarnos nosotras mismas el pelo en capas largas y ¡no dejarnos la melena en el camino! 👍

La maternidad lo que trae, sin duda, es menor tiempo para dedicárnoslo en exclusiva a nosotras, para mimarnos, para darnos esos pequeños lujos que antes nos permitíamos (porque nos hacían sentir bien). Y, para mí, ir a la peluquería era todas y cada una de esas cosas. Ya no por el dinero que te dejas, que también, ni porque la mitad de las veces salgas que parece que escucharon a la de al lado y así quedaste, ¡que también!, sino porque ir a la peluquería me suponía el esfuerzo (a menudo infructuoso) de sacar tres horas para mí y de dejar a mi bichilla (que por entonces no iba a la guarde) esas tres horas sin mamá.

Pues, por todo eso y porque al final le cogí gusto a eso de no depender de nadie y poder estar perfecta cuando quisiera, en el primer añito de mi pequeña aprendí a darme color, a cortar, a capear, ondular… Y todo cuidando muy mucho la calidad del pelo (lo tengo mucho mejor ahora que cuando iba a la peluquería, parece mentira). Éste es mi pelo hoy.

Cortarse y capearse el pelo es tan fácil como esto (y en menos de diez minutos):

1. Primero hecho toda la melena hacia delante, con el pelo húmedo y la peino bien

2. Separo la parte cetral del pelo y recorto las puntas. Luego, ese mismo mechón, lo separo en dos. Aquí estamos recortando las capas (cuanto más cortemos, más pronunciadas serán)

3. Voy igualando el pelo de los laterales al largo del mechón central. En este paso, para un corte más “en pico” (con la parte trasera más larga), llevaríamos el mechón central más al lateral (cuando más al centro, menos marcado será el efecto)

Con solo hacer eso ya tendremos capeada la melena. Ahora, para recortar puntas echo el pelo de nuevo hacia atrás con la raya el medio, diviendo la melena en dos. Pasando sobre los hombros, la llevo hacia delante y recorto las puntas. (Aunque gracias a las mamis que nos han dejado aquí comentarios descubrí el método de las coletas y este punto lo probaré así 😉 )

¿Os animáis?

IMG_6019.JPG

¡FELIZ LUNES! HOY, UN PEINADO PARA ELLAS (II)

Aquí hoy seguimos aún de puente y, como buena #maladre, estoy deseando que porfin llegue mañana para poder descansar y ponerme al día con todo el trabajo acumulado, porque este finde no hemos parado y hemos hecho ¡de todo! Ya os adelantaba algo en Instagram, pero estos días escribiré más y os contaré detalles.

Lo que sí tocó ayer fue una buena sesión de peluquería. Estoy intentando fortalecerle el pelo e ir igualándole todo el pelo nuevo que le va saliendo, que es bastante, y para eso una semana le repaso el largo y otra lo capeo. Ya sabéis que la buenahija y yo no pisamos una peluquería desde hace años, ella ahora disfruta dejándose cortar y peinar (trabajó me costó…), a mí me encanta no depeder de nadie para estar perfectas cuando nos toca y el bolsillo no os digo yo lo que lo nota. Color, corte, peinado… ¡Todo se queda en casa! 🙂 Otro día os cuento también cómo lo hago.

Hoy quiero compartir una versión del último peinado que publiqué. Aquel era facilísimo de hacer y muy práctico para ir al cole, cuando vamos con prisa por las mañanas. Este cuesta un poquito más, pero también es más lucido.

Consiste en recoger la parte central del pelo, como si le fuéramos a hacer una coleta (el ancho va a gusto, aunque a mí me gusta más anchito) y trenzarlo. Yo utilizo gomas negras al ser morena, de las finitas con las que ahora se hacen pulseras (las compro en los chinos). Luego trenzo los dos laterales como ya expliqué en el otro post y los ato con las mismas gomas.

Él último paso sería coger los tres mechones (el central y los dos laterales), trenzarlos para luego atarlos y… ¡cortar las gomas anteriores! Si tienen el pelito algo largo, queda perfectamente sujeto y muy vistoso. Y, con un lacito, van ¡monísimas! Mirad:

IMG_5680.JPG

¡FELIZ LUNES! HOY, UN TRUCO CONTRA LOS PIOJOS

Hace ya unas semanas que solo hago que hablar de ellos: los piojos. Ya sea el inicio del curso, la época… las mamis que me rodean ya están tomando precauciones para que no lleguen a entrar en casa.

Aceite de árbol de té, vinagre… Haber hay muchos productos para usar, pero ¿sabéis un truco de las abuelas, con ingredientes sencillos? ¡Enjuagues con infusión de romero o eucalipto! Un cazo, agua y varias hojas de una u otra planta. Calentamos, dejamos enfriar y la utilizamos para dar el último aclarado al pelo.

¡Feliz lunes!

IMG_5561.JPG

¡FELIZ LUNES! HOY, UN PEINADO PARA LAS NIÑAS

Comparto con vosotras el último peinado que le hice a la princesa de la casa. Ella tiene el pelo lleno de remolinos en la parte más alta, lo tiene además muy fino y con mucho pelo naciendo, con lo que no es nada fácil que un peinado le dure, ¡y este sí!

IMG_5453.JPG

Además es muy rápido y sencillo de hacer. Empecé haciéndole la raya de tal manera que recogiera todos los remolinos (como veis, la alargué un poquito hacia atrás, que es donde tiene más) y el pelo restante lo até en una coleta para que no molestara. Dividí en dos, con raya al medio y empecé a trenzar por el lado más próximo a la cara. Se va cogiendo un poco de pelo cada vez que avanzas y ¡listo! Ella estaba encantada con su “tiara”.

¡¡Feliz lunes!!

OJERAS: TRUCOS Y EL MEJOR MAQUILLAJE PARA COMBATIRLAS

¡Adiós ojeras!

¿Maternidad y ojeras? ¡En mi caso fueron de la mano! Ya fueran los despertares nocturnos, los dichosos virus, el colecho… Es el día de hoy que aún no duermo siete horas seguidas. Pero poquito a poco he conseguido mantenerlas a raya ;). Algún truco, la ayuda de un corrector o una buena base de maquillaje y ¿quién a dicho ojeras?

El mejor truco lo descubrí intentando buscar la forma de no desperdiciar tanto café todas las mañanas. Antes éramos dos, pero ahora soy la única que lo toma y tiraba mucho (tampoco quería andar comprando cápsulas todas las semanas). Y descubrí el mejor truco para combatir las ojeras. El café que me sobra al final del día lo meto en una taza en la nevera y lo guardo para la mañana siguiente. Corto por la mitad un disco de algodón, lo mojo en el café y me los coloco, uno debajo de cada ojo. Los dejó ahí unos cinco minutos, mientras me cepillo los dientes o preparo la ropa. ¡Funciona! ¿Y sabéis que tampoco tiro el poso del café? ¡Es el mejor esfoliante! Asique lo de reutilizar el café sobrante, al 100%.

También está la opción de las bolsas de manzanilla, el antifaz de gel (que guardamos en el congelador) o las rodajas de pepinillo, pero en mi caso la combinación de frío y cafeína es la que más noto.

En cuanto al maquillaje, tuve la suerte de poder tener un taller de Make Up con Moncho Moreno, ¡¡es genial!! Aprendes y te ries a partes iguales. Pues con él descubrí el iluminador face & body número 20 de Make-up forever, que, aplicado en la zona de la ojera, ¡es asombroso!

¿Cuáles son vuestros truquillos? ¡Feliz lunes!

IMG_5414.JPG

CAMBIO HORARIO

Sí, esta noche vamos a dormir una hora menos 😦

imagesHGITKWPP

A las 2 de la mañana serán las 3.

¿Cómo afecta esto a los niños?

Pues depende, porque la verdad es que yo con mis hijos no he notado ningún síntoma raro por el nuevo horario y en cambio otras mamis se quejan de que tardan mucho en adaptarse sus hijos.

Mi truco es llevar una vida normal como cualquier día sin mencionar el cambio horario, ellos no miran el reloj, ¿verdad? 😉

A las 21:00 horas mi hijo, normalmente, ya está durmiendo y eso es lo que seguimos haciendo. A las 20:30 horas empezamos con las rutinas de dientes, pipi, cuento, besos y abrazos y si fuera es de día, bajo las persianas y hago la noche en nuestra casa. Como en mi casa, ya no duermen siesta los fines de semana caen rendidos sea la hora que sea, (hace una semana el mayor se durmió a las 19:20 horas de lo cansado que estaba).

También, se recomienda anticipar días antes las rutinas de sueño y alimentación. En concreto, la Asociación Española de Pediatría (AEP) aconseja ir  adelantando unos 15 minutos la hora de comer, de estudiar y de irse a  la cama de los más pequeños antes de que llegue el cambio horario  oficial.

Pero que si no se ha hecho tampoco creo que pase nada, en unos días estarán más que acostumbrados y felices por disfrutar más horas de sol.

ELEGIR COLEGIO

Ya empiezo a escuchar alrededor mío que se está echando el tiempo encima y que pronto se abrirá el plazo para matricular en infantil a los niños y niñas nacidos en el 2011 (bueno, en el País Vasco los nacidos en 2012).

images

Es un periodo bastante estresante para los padres (por lo menos así lo recuerdo cuando le llegó el turno al mayor) y ahora hay tanta oferta que la elección se hace complicada y muchos llegan a pensar si habrán elegido bien o mal.

Que si público-concertado-privado, en castellano-en valenciano (pongo valenciano porque es el idioma donde vivo, pero igual para el euskera, catalán y gallego)- en inglés-en francés-bilingüe-trilingüe, cerca de casa o lejos, católico o laico, con uniforme o sin él,… vamos, que se convierte en un sin vivir para muchos padres.

¿Y qué queréis que os diga? Después de haber pasado por ello y, después de escuchar a muchos padres, llegué a la conclusión que todos (o casi todos) acertamos en la elección, simple y llanamente porque lo escogido ha sido pensando en nuestros hijos, en su bien y en lo que mejor les va a venir y como nosotras, ¡nadie más puede conocerles!

Mi hijo va a un colegio público, en línea valenciana (ahora trilingüe), laico, sin uniforme y lejos de casa (aquí no me quedó más remedio por la zona de influencia que me tocó, que él que las hizo se quedó bien a gusto) y va tan feliz. Pero me tocó escuchar de todo (en el parque, ¡ese gran patio de reunión materno-paterno!) y en algunos momentos los comentarios me hirieron y me hicieron dudar de si mi elección iba a ser la correcta. Y al final me rebelé, me “puse el chubasquero” y dejé que “me resbalaran” los comentarios maliciosos y poco instructivos y me centré en lo importante: el colegio escogido era el mejor para mi hijo y mi familia, para la educación que yo quería para él y nadie me haría cambiar de opinión.

Y desde ese momento, cuando un padre o madre me ha pedido mi opinión sobre un colegio u otro siempre les he dicho “Al final todos los colegios enseñan los mismos contenidos y todos los niños terminan aprendiendo las mismas cosas. Fijaros en lo que es mejor para vosotros y vuestras circunstancias y seguro que acertáis en la elección”.

Así que no dejéis que os estresen si ya estáis buscando colegio, seguro que habéis elegido y elegiréis el mejor sea cual sea 😉