OTRA MANUALIDAD DE PASCUA

Este año, estoy aprovechando las festividades para hacer sencillas manualidades con mis hijos, ya que están muy motivados porque pueden hacer casi todo ellos solos 😛

Aquí os enseñé las primeras que hicimos y ahora os muestro otra con temática conejo de Pascua.

Paseándome entre los blogs de temática manualística di con Decoideas y sus propuestas para hacer en casa. Tienen para el día del padre, de la madre, carnavales… y, por supuesto, Pascua.

Foto tomada de Decoideas.

Foto tomada de Decoideas.

Encontré unas originales plantillas de cara de conejo con las que habían hecho una guirnalda para decorar una fiesta y yo pensé en hacer otra cosa.

Los conejitos, que han hecho mis hijos, antes de pasar por chapa y pintura

Los conejitos, que han hecho mis hijos, antes de pasar por chapa y pintura

 

 

 

¿Os gusta?

 

 

 

 

 

 

Muy sencilla y con materiales de andar por casa

Materiales:

– Plantilla (os la podéis descargar aquí si os gusta la que elegimos nosotros)

– Tijeras

– Rotulador

– Cartulina

– Pegamento

– Gomets circulares de diferentes tamaños

– Lana

– Cañitas para beber

– Cinta adhesiva

Modo de hacer:

Imprimimos la plantilla y recortamos una de las siluetas. Luego, con un rotulador repasamos el contorno del conejo sobre una cartulina. Volvimos a recortar la silueta.

Cortamos 3 pequeños trozos de lana para hacer los bigotes los pegamos a la cara de nuestro conejo con ayuda del gomet (nosotros usamos 2 porque eran pequeños 😛 ) y con otros dos gomets más pequeños hicimos los ojos.

Con ayuda de cinta adhesiva pegamos la cañita a la parte trasera de nuestro conejito y listo. Ya solo nos queda darle el toque personal de cada niño si se sienten inspirados 😉

El conejo de mi hija ya terminado

El conejo de mi hija ya terminado

 

 

Anuncios

MANUALIDADES DE PASCUA

Mis peques aún no han cogido las vacaciones pero los niños de media España ya están disfrutando de unos merecidos días de fiesta. Qué suerte ¿verdad?

Ayer por la mañana os diría que sí porque me costó horrores levantarles (se fueron tarde a dormir porque su madre, o sea yo, se lió a cotorrear con Blanca, de Mimos para mamá, y no se dio cuenta de la hora) pero cuando los que están de vacaciones vuelvan al colegio y nosotros sigamos disfrutando de más días de asueto será otro cantar 😉

Bueno, al lío que empiezo a desvariar y no se dónde puedo terminar.

La cosa es que, en la clase del mayor están trabajando la Pascua y los niños tenían que llevar cosas relacionadas con este tema. Biennnnnnnn colaboración familiar.

Siempre, con cada nuevo tema, la profesora nos pide ayuda y somos de lo más obedientes, ¡¡le llenamos la clase!!! Pero esta vez la cosa ha estado muy complicada. Hay que reconocer que en España somos más de la Semana Santa y no tanto de los huevos y conejitos de Pascua. Vale, sí, en Alicante, el domingo de Pascua comen la mona y van al campo y… (aquí podéis leer la tradición de estas fechas) poco más. Así que, imaginaros mi cara cuando mi mayor se pone a revolver toda la casa buscando cosas de Pascua para llevar porque su profesora se lo había pedido. No me quedó más remedio que tirar de san google y buscar manualidades sobre esta temática.

Necesitaba encontrar algo sencillito y rápido de hacer dada la urgencia que tenía mi hijo y me topé con Haciendo el indio y sus descargables gratuitos para imprimir, ¡¡¡me salvaron la vida!!! (no exagero que un berrinche de mi mayor puede durar horas y horas y horas y una tiene un límite y cada vez me acerco más al borde)

Lámina de tamaño intermedio. Con ella hizo las marionetas imprimiéndola dos veces.

Lámina de tamaño intermedio. Con ella hizo las marionetas imprimiéndola dos veces.

Imprimí las láminas del tema Pascua y con ellas me decidí a hacer unas divertidas marionetas-huevo, que han participado ya en muchas aventuras (creo que en el aula también 😉 ) y mi pequeña quiso que le hiciera un collar con los modelos más pequeños.

¿Qué materiales usamos?

Las plantillas, tijeras, pegamento, palitos para hacer brochetas (para las marionetas) y lana (para el collar).

Cortar, unir y pegar todo muy sencillo pero es que la idea era que ellos lo hicieran solos y con 3 y 6 años no se puede pedir mucho más 😛

Así que, si por un casual vuestros peques se aburren y no sabéis qué hacer no dejéis de navegar por la red porque hay muchas buenas soluciones 😉

Idea que nos muestran en Haciendo el Indio

Foto que nos muestran en Haciendo el Indio de una manualidad que podemos hacer

SORTEO “EL PLANETA AZUL, THINK BLUE”

En nuestra casa nos gusta mucho leer y la llegada de un nuevo cuento a nuestro hogar es siempre una fiesta. Recientemente hemos tenido dos nuevas incorporaciones a nuestra biblioteca y, además, un proyecto de lo más interesante. El primero en llegar fue un bonito cuento sobre los besos, El primer beso, de Guido Van Genechten, y en él descubrimos quién dio el primer beso. ¿Vosotr@s lo sabéis? 😉 Nosotros ahora sí.

¿Quién dio el primer beso?

¿Quién dio el primer beso?

El segundo fue un cuento en valenciano titulado El pardal Oriol, de María Jesús Francés. Es la historia de Orihuela y su Pájaro Oriol y se editó con la idea de dar a conocer un poco de la historia y del idioma. Las ilustraciones, de Daniel Ortega, son todo un acierto para dar vida a esta leyenda.

Un poco de la historia de Orihuela

Un poco de la historia de Orihuela

Y, por último, nos ofrecieron la posibilidad de conocer el libro que, desde Volswagen, y en colaboración con la Editorial Salvatella han editado para fomentar la conciencia medioambiental entre los niños. Nuestro planeta, su importancia y su mantenimiento es un tema de vital importancia si queremos que nuestros hijos hereden un lugar donde vivir. Todos somos responsables de no estropearlo y de cuidarlo lo mejor posible, ya que, vivimos gracias a él y si seguimos maltratándolo al final no quedará nada. Foto portada 2Y, con esta idea se ha presentado el libro El planeta azul, Think Blue, cargado de consejos para cuidar el medioambiente y actividades muy variadas que cualquier niño puede hacer en su casa. Desde una Oca hasta un Role Playing pasando por una Sopa de Letras, podemos pasar unas tardes muy entretenidas aprendiendo y jugando 😉

Juego de la Oca que encontramos en el libro

Juego de la Oca que encontramos en el libro

En la historia conoceremos las consecuencias de nuestros actos y cómo poner remedio para que no vaya a más, con un lenguaje sencillo y muchas ilustraciones, que ayudaran a los más pequeños a comprender el mensaje. ¿Queréis que vuestros hijos lo lean? Pues tenéis dos opciones para conseguirlo. 1. Entrar en este enlace y descargaros el libro y de paso conocer un poco más el compromiso de Volswagen con la sostenibilidad y la educación en los valores medioambientales. 2. Apuntaros al sorteo que iniciamos desde ya y hasta el viernes 27 de marzo 😛 ¿Qué hay que hacer para participar? Simplemente contarnos cuál es vuestra aportación para mejorar nuestro planeta y cuidarlo un poquito más. Nosotros tenemos cestos donde separamos los envases para llevarlos a reciclar o bien usarlos en manualidades 😛 Conoceremos al ganador o ganadora del ejemplar el sábado y será sólo para España. El sorteo lo haremos a través de Sortea2 y lo daremos a conocer en esta entrada y en las redes sociales. ¿Os animáis?

Con un poco de retraso pero… ¡¡¡ya tenemos ganadora!!!

Resultados del sorteo:

  • Puesto1: Elisa

¡¡¡Enhorabuena!!! Mándanos tu dirección antes del martes a nuestro correo electrónico para que te lo hagan llegar y para las demás, gracias por participar y si queréis ver el sorteo aquí os dejo el enlace.

Hasta muy pronto 😉

#150 PALABRAS: LA LEYENDA DE LAS ORUGAS AZULES II (DRAGONES, TRASTOS, BROMAS)

Nueva entrega de mi reto semanal de #150palabras, que nos propone Marta de Diario de Algo Especial y, ¡¡¡ya vamos por el 6º capítulo!!! La dinámica es la de siempre y si no la conocéis podéis entrar aquí a leerla. Esta semana tres nuevas palabras que ayudan a dar vida a mi cuento por entregas 😛

oruga azul

Capítulo 6.

Leo venció su timidez y logró decirle que su voz era casi inaudible. Propuso a la oruga subir al desván a buscar entre los trastos algo que les ayudara a comunicarse.

– La de bromas que me harán en el colegio si me ven con una oruga azul en la cabeza – pensó Leo.

Realmente la escena era muy cómica. Ahí estaba Leo, un niño muy alto para su edad, con una diminuta oruga, entre sus rubios rizos, ¡¡de color azul!! Parecía que llevara un lazo en lo alto de su cabeza 😉

El desván estaba repleto de cosas viejas. Al fondo, había dos baúles polvorientos. Con un pañuelo limpió uno de ellos y dejó sobre él a su nuevo amigo.

¿Amigo?¿Gustavo era un amigo? Si le pedía ayuda sería porque le consideraba como tal.

Encontraron un embudo y probaron si funcionaba.

– Di algo para ver si te escucho.

– Dragones y unicornios.

 

Si os habéis perdido los capítulos anteriores pinchar en el número correspondiente para que los podáis leer (1,2,3,4,5) y si queréis leer más historias con las palabras dragones, trastos y bromas pasaros por este enlace 😛

Feliz semana a tod@s

#150PALABRAS: LA LEYENDA DE LAS ORUGAS AZULES I (ALTAVOZ, BOTONES, FRÍO)

Domingo otra vez y es hora de nuestro reto semanal, propuesto por Marta de Diario de Algo Especia (ella ya no necesita presentación pero si es la primera vez que nos lees y quieres saber quién es ella pincha aquí y quedarás enganchado 😉 ) comienza el #150palabras.

Seguimos con la historia de la Oruga Azul y si no has leído los anteriores capítulos, pincha en el número correspondiente (1, 2, 3, 4) y podrás seguir con la historia.

oruga azul

Capítulo 5

Gustavo comenzó su relato.

“Hace mucho tiempo, cuando en el mundo aún había dragones y unicornios, las orugas azules eran los seres más mágicos que existían.

Todo el mundo ansiaba hacerse con una de ellas para conseguir su poder pero, para su desgracia, debían morir para que eso sucediera.  Más, era difícil encontrarlas ya que solo podían verlas los que fueran puros de corazón.

Había otro modo de verlas pero, para ello debía de hacer muchísimo frío, era el único modo de romper su aura protectora. Pero eso sólo pasaba una vez cada 500 años.”

Leo estaba tan nervioso que no dejaba de juguetear con su botones. No sabía cómo decirle a esa pequeña oruga que no le estaba entendiendo casi nada. Gustavo era tan pequeño que su voz apenas era audible. Y parecía muy interesante lo que decía. ¿Dónde había dejado el altavoz portátil? Seguro que ahora les vendría muy bien.

 

Esta historia continuará la semana que viene pero en este enlace podréis encontrar más relatos con estas tres palabras (altavoz, botones, frío) de el resto de participantes en este carnaval bloguero de las #150palabras.

 

Feliz Domingo a tod@s

 

#150PALABRAS: BUSCANDO UNA SOLUCIÓN (LEYENDA, GRITOS, VOLAR)

Otra semana más me uno al reto propuesto por Marta de Diario de Algo Especial. Con #150palabras nos anima a escribir un relato infantil, a partir de 3 palabras que nos dará cada semana, con 150 palabras. Todo un desafío que os animo a probar.

¿Queréis saber cuáles han sido las historias de esta semana? Pasaros por aquí y las podréis leer todas. Y yo ya os dejo con el 4º capítulo de mi cuento. Los capítulos 1, 2 y 3 podéis leerlos pinchando en su número correspondiente si aún no los habéis leído.

Capítulo 4. oruga azul

– Sí, necesito tu ayuda. No es que me guste mucho tener que pedir ayuda a un humano. Siempre andáis a gritos y eso me molesta sobremanera pero, no me queda más remedio.

– Bu… bu… bueno, te ayudaré en todo lo que necesites, no me gusta quedarme de brazos cruzados sin ayudar cuando alguien lo necesita y… el hecho que seas una oruga no hace que cambien las cosas. – respondió Leo.

Gustavo se puso feliz, la leyenda se estaba cumpliendo. Sus mayores no se equivocaban. Ojalá, porque si no… ¡¡¡corrían peligro muchos de su especie!!!

Justo cuando iba a empezar a contar a Leo lo que necesitaba de él, un inoportuno pájaro empezó a volar y la oruga azul se llevó un gran susto. No podía bajar la guardia ni un instante, seguro que le estaban siguiendo y cualquiera que anduviera cerca de ellos era sospechoso.

La curiosidad estaba matando a Leo.

 

REGALOS PARA EL DÍA DEL PADRE Y #RETODIYKIDS

En pocos días será el día del padre aquí en España y en casa ya andamos liados con el tema regalito para el papá.

100_4277

Navegando y leyendo blogs ya he visto muchas propuestas para comprar, la mayoría de ellas muy originales y que se alejan bastante de nuestros regalos de “juventud” 😛

¿Quién no le ha regalado la típica colonia a su padre que luego quedaba para el recuerdo? Por lo menos el mío, se la ponía ese día y… si te he visto no me acuerdo 😉

También estaban las corbatas, ceniceros, encendedores bonitos, plumas, sin olvidarnos del trabajito que realizábamos en el colegio (no se la de tarjetas de felicitación que le haría durante toda la E.G.B.).

Ahora, han cambiado un poco las tornas y nos devanamos más los sesos buscando el regalo perfecto para festejar al padre de las criaturas. Además, en muchos colegios y escuelas infantiles ya se encargan de hacer algún detallito para la ocasión.

Si no os queréis quedar sólo con lo que hagan en el cole, podéis encontrar buenas ideas pasando por blogs como Ni blog ni bloga o UrbanMon, que han hecho una buena selección de posibles regalos que podemos comprar a los papis.

Pero como yo quiero gastarme el mismo dinero que se gasta mi marido en el día de la madre (o sea nada) voy a hacer un listado de alternativas (reconozco que se queda un poco corto) más económicas 😉

1- Una manualidad original.

Una opción muy buena ya que tienes entretenidos a los peques durante unas tardes y es más personal el regalo.

(Aquí es cuando voy a aprovechar para participar en una iniciativa #RetoDiyKids 😛 )

Otros años, también hemos hecho alguna manualidad para este día tan señalado como son un delantal y una medalla, y este año hemos hecho unos bonitos cuencos para dejar monedas o llaves o caramelos o… ¡¡¡lo que quiera que para eso va a ser de él!!!.

RetoDiyKids¿De dónde saqué la idea? Pues de una entrada que hizo hace unas semanas Historia de Pitufines animándonos a realizar una de sus sencillas manualidades con los peques de la casa y luego compartirlas. Una de sus propuestas era un bol confeccionado con botones que nos encantó.

Como últimamente tengo poco tiempo para ir de compras me decidí a hacerlo con lo que tuviéramos por casa y… encontré un montón de figuritas de goma eva para pegar. Así que ni corta ni perezosa busqué un par de boles y les dejé libre albedrío a mis hijos para que decoraran uno cada uno. Se lo pasaron en grande 😉 y el resultado… para mí los mejores del mundo 😛

003

Materiales:

– bol de plástico por ejemplo los que se usan para aceitunas o frutos secos

– figuritas de goma eva

2- Un Kit Imprimible.

Esta segunda opción podría estar dentro de las manualidades pero como, a mi parecer, es más “elegante” he preferido ponerlo en una categoría distinta. Se trata de usar láminas descargables con las que hacer un cuadro o dar un toque especial al regalo o hacer una tarjeta diferente. Hay muchas por las redes pero yo os voy a poner la que nos propone Ainara de Piezecitos que además es gratis 😉

3- Un desayuno especial.

¿Qué? ¿Te has vuelto loca? Seguro que más de una lo piensa pero no, si os digo esto es, porque recuerdo a mi hermana y a mi cuando llegaba el día del padre (y de la madre también) levantarnos temprano y procurando meter el menos ruido posible preparar el desayuno y llevárselo a la cama. Un desayuno diferente al de todos los días y oye… parece que les gustaba (a lo mejor ahora me entero que no pero nosotras lo hacíamos de todo corazón).

Así que, ¿por qué no hacer unas sencillas tortitas con chocolate, o cupcakes (las magdalenas de toda la vida pero a lo bonito), o unos huevos revueltos? Los peques estarán encantados de ayudar en la cocina y el padre de estarse un ratito más en la cama ese día.

4- Una caja de galletas también es un gran regalo.

Ya se que no todos los padres tendrán fiesta ese día (en la Comunidad Valenciana sí que es festivo) y claro no pueden deleitarse en un relajado desayuno pero… ¿y unas galletas decoradas con un “Felicidades papá” o “Te quiero papá” para la hora del almuerzo? Será la envidia del resto de sus compañer@s del trabajo 😉

5- Ser el rey de la casa.

¿En qué consiste? Pues en dejarle, al menos por un día, qué decida qué se come, a dónde vamos, o qué música escuchamos en el coche (el Cantajuegos termina cansando y se agradece poder cambiar de música sin oír lloros y protestas) por poneros algunos ejemplos 🙂 (nota mental, esto que me lo regalen a mí para el día de la madre 😛 )

Y hasta aquí nuestra pequeña aportación a dar ideas para festejar un día que para muchos hombres es especial porque… SER PADRE ES UNA GRAN AVENTURA.

#150 PALABRAS: GUSTAVO (SOLITARIO, CONTACTO, ACRÓBATA)

 

Un poquito más tarde de lo normal llego a mi reto semanal de #150palabras ideado por Marta de Diario de Algo Especial.

¿Aún no sabéis de qué se trata? Muy sencillo, cada semana, Marta nos dice 3 palabras y con ellas debemos escribir un relato corto (a ser posible infantil) de 150 palabras. ¿Os animáis a participar? ¿Queréis leer más historias con las 3 palabras de esta semana? Pasaros por aquí y encontraréis el listado de participantes.

Yo, continuo con el tercer capítulo de esta historia entre Leo y una oruga azul. Espero que os guste.

oruga azul

Capítulo 3.

Leo seguía sin decir palabra. No daba crédito a lo que veía y escuchaba.

– Me llamo Gustavo. Si lo repites es que me entiendes. A ver muchacho… ¿cómo me llamo? – dijo la oruga azul.

Titubeando Leo dijo su primera palabra en voz alta – Gustavo – sin perder el contacto con su diminuto interlocutor.

– Bien, bien, por fin consigo que te fijes en mi. No eres un chico precisamente solitario y llevo días detrás tuyo buscando el momento de dirigirme a ti. Necesito tu ayuda. – Le contó la oruguita.

– ¿Mi ayuda? ¿Qué puedes necesitar tú de mí? ¿Estás seguro de que es a mí al que estás buscando? – Leo seguía sin salir de su asombro y para colmo, la oruga parecía un acróbata todo el tiempo haciendo piruetas. ¡¡Eso no era nada, pero que nada normal!! Cada vez estaba más convencido de que se había quedado dormido encima del libro de matemáticas.

 

Capítulo 1                       Capítulo 2

 

#150 PALABRAS: UNA ORUGA AZUL (LUCES, NOMBRE, GENTE)

#150palabras es un carnaval bloguero iniciado por Marta de Diario de Algo Especial. Cada semana nos da tres palabras (mis hijos las llaman mágicas) y con ellas debemos escribir un relato corto de 150 palabras (como dice el nombre el carnaval). Luego las enlazamos (podéis encontrarlos aquí) y así podemos descubrir las historias que han nacido con las mismas tres palabras.

Animaros a participar y si no tenéis un blog pero os apetece escribir mandarnos vuestras historias a nuestro correo electrónico y encantadísimas las publicaremos 😉

CAPÍTULO 2

Mi primera reacción es frotarme los ojos. Un gesto inútil que hace toda la gente como sin con eso pudiéramos hacer desaparecer todos nuestros miedos.

Sigue ahí. Una oruga azul… ¡¡¡con sombrero!!! Definitivamente estoy alucinando. Seguro que la comida que nos han dado hoy en el comedor del colegio es la culpable de esta alucinación. Tenía una pinta extraña y a todas luces eso es lo que me ha sentado mal. oruga azul

– Bueno, parece que ya he captado tu atención. O no. No estoy seguro pero se que me estás mirando… Vamos a comprobar si estoy en lo cierto o no – empezó a decir la oruguita.

Leo no era capaz de quitar los ojos de ese pequeño ser y seguía muy atento a sus palabras.

La oruga prosiguió.

– Yo voy a decir mi nombre y tú tienes que repetirlo. Si lo haces bien podré contarte por qué llevo todo el día persiguiéndote.

 

Capítulo 1

EL CUENTO DE LA SEMANA: EL NIÑO NUEVO

 

Esta semana hemos recibido de Boolino un libro que me hubiera gustado tener hace 4 años, cuando estábamos esperando la llegada de un nuevo miembro a la familia, EL NIÑO NUEVO.

portada

En este cuento, escrito e ilustrado por Lauren Child, nos ponemos en la piel de un niño, hijo único, que tiene un hermanito con quién ha de compartirlo todo… hasta sus padres.

Es una visión de cómo les trastoca su pequeño universo la llegada de un bebé al hogar y una oportunidad ideal para hablar con nuestros hijos de sus sentimientos. De preguntarles cómo qué piensan y cómo se encuentran ante la llegada del nuevo miembro a la familia o de cómo les afectó la llegada de él (como en nuestro caso).

Unas ilustraciones divertidas y que les recuerdan a personajes de dibujos que han visto en la tele (Juan y Tolola de la misma escritora, claro) ayudan a los más pequeños a entender la historia y a anticiparse a lo que les vamos a leer 😉 niño

Elmore Green está apunto de ser hermano mayor y dejará de tener el control de sus cosas (su habitación, los juguetes,…) y no le hace ninguna gracia pero, un suceso inesperado, le hará comprobar que tener un pequeño en casa no es tan malo.

El niño nuevo ha llegado a nuestra casa en un momento en el que estamos trabajando los sentimientos y nos ha dado pie para hablar de cómo se siente mi chico desde que llegó su hermana. Muchas veces nos dice que le molesta y que no quiere que siempre le siga. Leyendo lo que le pasa a Elmore ha visto que es normal que los hermanos pequeños hagan todas esas cosas.

Pero a la pequeña también le ha ayudado mucho para ponerse en el lugar de su hermano 😛 y la ha ayudado para que le diga que ella quiere ser tan mayor y hacer las cosas que puede hacer él. Es su HÉROE.

niño nuevoAdemás, están tan contentos con el libro que mi pequeña va a llevarlo el lunes al colegio. Os preguntaréis por qué.

Muy sencillo. Hace una semana un compañero suyo de clase ha sido hermano mayor y quiere que sepa lo divertido que va a ser… ¿a qué es un encanto? 😛 #muerodeamor