OTRA MANUALIDAD DE PASCUA

Este año, estoy aprovechando las festividades para hacer sencillas manualidades con mis hijos, ya que están muy motivados porque pueden hacer casi todo ellos solos 😛

Aquí os enseñé las primeras que hicimos y ahora os muestro otra con temática conejo de Pascua.

Paseándome entre los blogs de temática manualística di con Decoideas y sus propuestas para hacer en casa. Tienen para el día del padre, de la madre, carnavales… y, por supuesto, Pascua.

Foto tomada de Decoideas.

Foto tomada de Decoideas.

Encontré unas originales plantillas de cara de conejo con las que habían hecho una guirnalda para decorar una fiesta y yo pensé en hacer otra cosa.

Los conejitos, que han hecho mis hijos, antes de pasar por chapa y pintura

Los conejitos, que han hecho mis hijos, antes de pasar por chapa y pintura

 

 

 

¿Os gusta?

 

 

 

 

 

 

Muy sencilla y con materiales de andar por casa

Materiales:

– Plantilla (os la podéis descargar aquí si os gusta la que elegimos nosotros)

– Tijeras

– Rotulador

– Cartulina

– Pegamento

– Gomets circulares de diferentes tamaños

– Lana

– Cañitas para beber

– Cinta adhesiva

Modo de hacer:

Imprimimos la plantilla y recortamos una de las siluetas. Luego, con un rotulador repasamos el contorno del conejo sobre una cartulina. Volvimos a recortar la silueta.

Cortamos 3 pequeños trozos de lana para hacer los bigotes los pegamos a la cara de nuestro conejo con ayuda del gomet (nosotros usamos 2 porque eran pequeños 😛 ) y con otros dos gomets más pequeños hicimos los ojos.

Con ayuda de cinta adhesiva pegamos la cañita a la parte trasera de nuestro conejito y listo. Ya solo nos queda darle el toque personal de cada niño si se sienten inspirados 😉

El conejo de mi hija ya terminado

El conejo de mi hija ya terminado

 

 

IDEAS PARA REGALAR: PIXUM

Ahora que mis padres ya no tienen internet os puedo enseñar lo que les voy a regalar en breve.

Como vivimos lejos los unos de los otros, aprovecho las ocasiones en que nos vemos para darles los regalos acumulados. En esta ocasión del día del padre, el de la madre (por adelantado, claro) y los de sus cumpleaños.

pixum

¿Y qué les voy a regalar? Algo que se lo debía desde hace tres años y que gracias a PIXUM he logrado terminarlo.

Después del primer año de mi hijo mayor les hice un álbum digital con los momentos y fotos más relevantes de ese primer año. Como quiero que todos mis hijos sean iguales les tenía que hacer otro de mi pequeña pero no había tenido tiempo para hacerlo (2 hijos se nota y si no me quiero perder su infancia tengo que aparcar proyectos 😛 os suena, ¿verdad?)

Así que, aproveché que desde PIXUM me daban la oportunidad para probar sus productos para hacer el álbum pendiente. Bueno, me decidí por el álbum porque era incapaz de escoger otro de sus productos, ¡¡¡los quería todos!!!

Empecé mirando todas las posibilidades que me daban para los álbumes, vertical, panorámico, cuadrado, en mate o brillo.

Foto en formato aluminio, el que me gusta a mí

Foto en formato aluminio, el que me gusta a mí

En los posters y lienzos me pasé una tarde entera probando los diferentes materiales ¡¡¡tenía el sitio perfecto para colocar uno!!! pero no tenía ninguna foto que quedara bien y mis hijos no estaban por la labor de posar para una nueva (los he terminado cansando de tantas fotos que les he hecho desde que nacieron 😉 ) Puedes elegir tener tu foto preferida en fotopóster, lienzo, metacrilato, aluminio (el que más me gustó a mi), elegance, forex y póster adhesivo.

Como en otras casas, también puedes hacer calendarios o tarjetas o revelar fotos (tienen packs con buenos descuentos) pero lo que me hizo morir de amor fueron sus secciones de Regalos y Mundo Creativo (la de ideas que me dio para aprovechar las fotos que tengo por casa). Me costó horrores salir de ahí para hacer la cena a mis hijos 😛

baraja personalizada

baraja personalizada

Si uno me gustaba el siguiente me gustaba más, en la sección de juegos había incluso la posibilidad de hacer un foto-memo con las fotos personalizadas (si queréis ver un ejemplo ya terminado pasaros por esta entrada de Planeando Ser Padres que se hizo uno). Cuadernos, fiambreras, tazas, fundas de móvil, barajas de cartas… muchas ideas que, acercándose el día de la madre, vienen de perlas para hacer un regalo diferente.

Pero bueno, como os he dicho al principio, al final opté por el álbum que les debía a mis padres y me puse manos a la obra.

En lo que más tarde fue en elegir las fotos del primer año de mi pequeña porque luego todo fue rodado. Podía usar un asistente para hacerlo todavía más fácil pero preferí darle mi toque y, de principio a fin, lo hice yo.

Tiene un manejo sencillo y sin muchas complicaciones aunque eché de menos plantillas prediseñadas de portadas (no me gusta poner una foto de las mías en el exterior) y más clipart para añadir a la fotos o páginas. Por lo demás estaba feliz con el resultado de mi proyecto.

Ya solo me faltaba tenerlo en la mano 😛 En una semana ya estaba en mi casa (exactamente el tiempo que me dijeron) y… ¡¡¡qué bonito por favor!!! Nada que envidiar a otros que ya había hecho de casas más conocidas.

Ahora sólo me queda esperar que a mis padres les guste tanto como a mí.

Y, hasta aquí mi experiencia, ¿vosotr@s habéis hecho alguna vez un álbum digital? ¿Conocíais PIXUM? ¿Qué os parece como idea para regalar en el día de la madre? Yo reconozco que en cuanto tenga una foto adecuada no me quedo sin mi cuadro en aluminio 😛

Ahhhhh que casi me olvido de lo mejor. Entrando en aquí encontraréis ofertas exclusivas en vuestros pedidos introduciendo el código descuento correspondiente 😛

Más opciones de Pixum

Más opciones de Pixum

 

EL CUENTO DE LA SEMANA: EL NIÑO NUEVO

 

Esta semana hemos recibido de Boolino un libro que me hubiera gustado tener hace 4 años, cuando estábamos esperando la llegada de un nuevo miembro a la familia, EL NIÑO NUEVO.

portada

En este cuento, escrito e ilustrado por Lauren Child, nos ponemos en la piel de un niño, hijo único, que tiene un hermanito con quién ha de compartirlo todo… hasta sus padres.

Es una visión de cómo les trastoca su pequeño universo la llegada de un bebé al hogar y una oportunidad ideal para hablar con nuestros hijos de sus sentimientos. De preguntarles cómo qué piensan y cómo se encuentran ante la llegada del nuevo miembro a la familia o de cómo les afectó la llegada de él (como en nuestro caso).

Unas ilustraciones divertidas y que les recuerdan a personajes de dibujos que han visto en la tele (Juan y Tolola de la misma escritora, claro) ayudan a los más pequeños a entender la historia y a anticiparse a lo que les vamos a leer 😉 niño

Elmore Green está apunto de ser hermano mayor y dejará de tener el control de sus cosas (su habitación, los juguetes,…) y no le hace ninguna gracia pero, un suceso inesperado, le hará comprobar que tener un pequeño en casa no es tan malo.

El niño nuevo ha llegado a nuestra casa en un momento en el que estamos trabajando los sentimientos y nos ha dado pie para hablar de cómo se siente mi chico desde que llegó su hermana. Muchas veces nos dice que le molesta y que no quiere que siempre le siga. Leyendo lo que le pasa a Elmore ha visto que es normal que los hermanos pequeños hagan todas esas cosas.

Pero a la pequeña también le ha ayudado mucho para ponerse en el lugar de su hermano 😛 y la ha ayudado para que le diga que ella quiere ser tan mayor y hacer las cosas que puede hacer él. Es su HÉROE.

niño nuevoAdemás, están tan contentos con el libro que mi pequeña va a llevarlo el lunes al colegio. Os preguntaréis por qué.

Muy sencillo. Hace una semana un compañero suyo de clase ha sido hermano mayor y quiere que sepa lo divertido que va a ser… ¿a qué es un encanto? 😛 #muerodeamor

 

#150 PALABRAS: EL HABLADOR FELIZ (ENFADO, TIMIDO, DISCURSO)

Otra semana más nos unimos al carnaval bloguero #150palabras de Marta de Diario de Algo Especial. Es una cita que procuramos no perdernos porque deja volar nuestra imaginación, a través de 3 palabras clave que nos da cada semana, pero sólo en 150 palabras.

Esta semana Lydia, de Historia de Pitufines, ha dado las tres palabras y he pensado… voy a descansar un poco mi imaginación y voy a jugar con mis hijos a contar historias.

Así que el viernes antes de ir a dormir, en vez de leerles un cuento, lo escribimos nosotros. Les di las “3 palabras mágicas” (son mágicas porque tienen que aparecer en el cuento) y dejamos volar su imaginación y… mi capacidad de negociación porque los dos querían decir todo el tiempo lo que pasaba.

El resultado a mi me ha encantado. Cada día me alucinan más lo imaginativos que son y bueno, notaréis enseguida qué partes son de la niña y cuáles del niño, las influencias externas saltan a la vista  😉

Sin más os dejo con el primer cuento de mis dos soles:

EL HABLADOR FELIZ

Kristoff era un hablador feliz que le gustaba tanto hablar que no lo dejaba de hacer en ningún momento.

Un día salió a pasear por el parque y se encontró con un león que se lo comió. Kristoff intentaba salir de dentro del león y le estaba costando un poquito pero al final lo consiguió y el león se enfadó porque tenía hambre.

Kristoff decidió darle comida al león, comida de la de verdad.

Siguió paseando y se encontró con un conejito que era muy tímido. Como Kristoff conocía el idioma de los conejos le dijo:

– Hola, ¿cómo estás?

– Muy triste – dijo el conejo – Tengo que dar un discurso y me da mucha vergüenza.

Entonces Kristoff le enseñó a no ser tímido. Usó unos materiales para hacer un muñeco-quitavergüenzas.

Y el muñeco fue tan bueno ayudando al conejito que se convirtió en un niño de verdad.

Y todos fueron felices y muy amigos para siempre.

Kristoff y el león según mi hija.

Kristoff y el león según mi hija.

El muñeco-quitapenas ya convertido en niño según mi hijo

El muñeco-quitapenas ya convertido en niño según mi hijo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Si queréis seguir leyendo más historias con estas tres palabras pasaros por aquí, seguro que os encantan 😛 😉

 

BUTTERCREAM PARA APLV

Otra vez que me lié la manta a la cabeza y me puse en modo repostera. Normal, hace mucho frío (sí, en Alicante no hace tanto como en el resto de España pero… lo hace) y hay que añadirle el viento “huracanado” que no nos deja ni a sol ni a sombra.

Y como soy muy golosa y mi pequeña ha heredado el mismo gusto por el chocolate me decidí a darle un caprichito ya que, con su alergia a la proteína de la leche, tiene pocas ocasiones de darse uno.

Volví a lo básico (os recuerdo que la cocina y yo… como que nos llevamos un poco mal) e hicimos el bizcocho sencillo del 1,2,3 (si no lo conocéis la recta está aquí) con yogur de soja de chocolate y en el microondas. ¡¡¡En 9 minutos ya estaba hecho!!! (dependiendo de la potencia del aparato tarda más o menos)

Ahora tocaba darle el punto especial para que no fuera lo de siempre y me decidí por una buttercream de chocolate sin mantequilla.

¿Salió bien? Mirar la foto y me lo decís 😛

Bizcocho de chocolate recubierto de buttercream de chocolate

Bizcocho de chocolate recubierto de buttercream de chocolate

De sabor… empalagosa (y mira que soy golosa) pero añadiéndola en el bizcocho le daba un punto muy bueno.

Ingredientes:

– 300 gramos de azúcar glass

– 225 gramos de margarina (yo uso Flora que es apta para APLV)

– 4 cucharadas de Nesquik (también apto para APLV)

Modo de hacer:

Más sencillo imposible. En un bol se pone la margarina, el azúcar glass tamizado y las cucharadas de Nesquik, también tamizadas y… a batir hasta que tenga la consistencia que queremos. ¡¡¡Ole tú qué simple!!! y yo preocupada por si no iba a saber.

Lo hice a mano, porque no tengo uno de esos aparatos maravillosos que vemos en la tele, y el resultado fue el mismo (bueno, mi brazo un poco más cansado 😉 )

Las flores son de oblea también aptas para APLV

Las flores son de oblea también aptas para APLV

Como tenía que esperar a que se enfriara el bizcocho, guardé la buttercream en el frigorífico para que la consistencia se mantuviera (la primera prueba que hice la dejé fuera porque hace un frío del carajo estos días y se quedó un poco demasiado blanda 😛 )

Todo un descubrimiento para mi esto de la buttercream APLV (la voy a llamar así que es más corto) y creo que voy a empezar a probar nuevos sabores.

¿Mi próximo reto? dejar de pelearme con la manga pastelera que parece que en cuanto me ve se pone rebelde y no hay manera de dominarla. ¡¡¡Menudos churros me salen cada vez que la uso!!! Termino tan desesperada que paso directamente a la espátula que… creo que es mejor amiga 😉 😛

 

EL CUENTO DE LA SEMANA: ABRAZOS PARA TI

Hace unos días, antes de irnos a dormir, leímos un cuento muy bonito y tierno. Uno de esos cuentos que dejan una sensación de paz y… unas ganas increíbles de dar ¡¡¡muchos abrazos!!!

abrazosAbrazos para ti, de Phillis Gershator y Mim Green, es un precioso cuento rimado pensado para niños de 0 a 2 años. Con él, aparte de animar a los niños (y a los adultos también 😛 ) a dar abrazos a cualquier hora del día, pueden aprender los números usando las horas del día, y adquirir hábitos.

A nosotros, esta historia, nos ha traído más abrazos. Y no porque hace tiempo que no nos hallamos visto, o porque alguno se haya hecho daño, no, abrazos porque nos apetece y porque nos queremos. Porque papá está trabajando y queremos recordarle que estamos ahí y le queremos, porque… es bonito darse un abracito 😉

Libro¿Y qué decir de las ilustraciones? Son de David Walker y complementan a la perfección al texto. Ayudan a los más pequeños a adelantar lo que les vamos a leer y a reconocerse a ellos mismos en las situaciones tan cotidianas que se relatan. Son de colores claros y relajantes por lo que es un libro ideal para antes de ir a dormir.

Por si os ha picado la curiosidad sobre Abrazos para ti o, directamente, os han entrado unas ganas horrorosas de tener este libro en vuestra biblioteca aquí tenéis el enlace http://www.boolino.es/es/libros-cuentos/abrazos-para-ti/ para que no os perdáis buscándolo.

También, la lectura de este tierno cuento, fue el punto de partida de una actividad que realizamos al día siguiente.

Como mis hijos son mayores y tienen más que interiorizadas las rutinas del día (estuvimos comentando que son diferentes en orden a las de conejito pero que son las mismas) pensamos en hacer un reloj para aprender las horas.

La idea la tomé de Boolino y su My Little Book Box del mes de diciembre. Abrazos para ti fue el cuento elegido y entre las actividades propuestas hay una de un reloj. Así que, ni corta ni perezosa la he adaptado a la edad de los míos.

¿Qué no sabéis qué es My Little Book Box? Es una caja formada por un libro adecuado a la edad del niño, material para hacer tres manualidades directamente relacionadas con el cuento y una guía de lectura para los padres.

Te puedes suscribir por un tiempo determinado, pedir sólo una, estar unos meses y parar para después retomarlo… lo que cada uno quiera. Y en ella puedes encontrar libros de editoriales como Kalandraka, Edebé, sm,… Si queréis saber más sólo tenéis que pinchar aquí.

Creo que me he desviado un poco. Volvemos a nuestro cuento de la semana y nuestra actividad 😉 😛

Construimos un reloj de pared con platos de plástico (reciclando un poco de lo que nos sobró del cumpleaños del mayor 😛 )

reloj

Materiales:

– 2 platos de plástico o cartón de diferentes tamaños

– Goma eva o rotuladores

– 1 encuadernador fastener

– Lana y cinta adhesiva

– Pegamento

Modo de hacer:

Unimos los dos platos (el pequeño dentro del grande) con pegamento y dejamos secar.

Mientras tanto, con goma eva, hacemos las agujas del reloj. Ya sabéis, una más grande que la otra. Tenemos que hacer un agujero en uno de los extremos de cada aguja por donde pasaremos el fastener.

En el centro de los platos, también haremos un agujero y haremos coincidir las agujas con los platos y los uniremos ayudados con el fastener.

Sólo nos queda poner los números. Podemos usar rotuladores, o hacerlos con goma eva, o como yo, que en los chinos encontré los números ya hechos en este material y directamente los compré 😛

En el plato exterior puse los números desde el 00 hasta el 55 de 5 en 5 (el minutero) y en el plato interior los números del 1 al 12 (las horas). Así vamos a intentar aprender poco a poco las horas porque saber la hora en punto lo aprenden pronto pero lo de los minutos suele costar más. 😉

Con un trozo de lana y cinta adhesiva hicimos el colgador para poder colocar nuestro “Reloj Pirata” en la pared de la habitación.

¿Os ha gustado? Pues ya sabéis, disfrutar de una bonita lectura con Abrazos para ti y luego a hacer un divertido reloj. Nosotros lo pasamos genial 😉

 

 

 

SEGURIDAD ANTE TODO

El pasado fin de semana estuvo lleno de emociones y la principal fue que ¡¡¡mi chico mayor aprendió a andar en bicicleta sin los ruedines!!!

bicicletas

Fue muy emocionante verle dar sus primeras pedaladas y, ahora, está deseando que salgamos a andar con la bicicleta. Pero nos faltaba algo muy importante para poder hacerlo. UN CASCO, porque la seguridad es lo primero.

El nuevo casco para ir con seguridad en la bicicleta

El nuevo casco para ir con seguridad en la bicicleta

Desde el 9 de mayo del 2014 está en vigor la ley que obliga al uso de casco a los menores de 16 años, ya sean conductores u ocupantes, de bicicletas y ciclos, independientemente de la vía por la que circulen (aquí podéis leer íntegramente la ley).

Así que me informé de los requisitos mínimos que tenía cumplir un casco para ser totalmente seguro y proteger a mi hijo.

– Tiene que tener el tamaño adecuado para su cabeza. Para ello existen tallas y hay que buscar la que mejor se adapte al contorno de cabeza.

– Cómodo pero a la vez ajustado.

NO debe deslizarse hacia delante o hacia atrás.

– El color también es importante, los llamativos ayudaran a que se les vea mejor.

– Si tiene orificios de ventilación que éstos llevan una malla para evitar la entrada de insectos

– Un buen sistema de cierre (el más práctico el de clic)

También es muy importe ponerse bien el casco. De nada sirve comprar uno buenísimo si luego lo utilizamos mal.

Este era un tema que me preocupaba especialmente ya que como nunca lo había usado no estaba segura de saber ponerlo adecuadamente. Así que, ni corta ni perezosa, le dije al dependiente que le pusiera el casco a mi hijo y me dijera en qué tenía que fijarme para usarlo correctamente.

– Primero, ajustar el casco al contorno de la cabeza. El que compramos tiene un sistema de ajuste en la parte trasera. Primero lo abrió, se lo puso a mi hijo en la posición correcta (en el dibujo se ve cuál es) y con la ruedecita lo fue cerrando hasta que quedó encajado, sin molestarle, claro. Para comprobar en el futuro que está bien colocado nos dijo que le hiciéramos sacudir ligeramente la cabeza con la correa suelta. NO DEBÍA MOVERSE.

Modo correcto de colocarse el casco

Modo correcto de colocarse el casco

– Segundo, colocar las hebillas de cruce de las correas de tal manera que formaran una “Y” bajo el lóbulo de la oreja, sin cubrirla. Para ello, la posición correcta del casco es la del diagrama F (Ver en el dibujo). Ni muy adelante ni hacia atrás, debe estar bien centrado.

– Por último, cerrarlo por debajo de la mandíbula, sin que llegue a apoyarse, contra la garganta. No debe estar ni demasiado apretado ni demasiado flojo.

Otras consideraciones a tener en cuenta son

cambiarlo cada 5 años, aproximadamente, a partir de la fecha de producción (debe de figurar en el casco)

sustituirlo tras un choque (habrá cumplido su misión) ya que aunque no aprecien desperfectos a primera vista, puede estar dañado.

– recordar que el casco reduce la gravedad de las heridas en la cabeza pero no las evita.

Con todo esto, esperamos poder disfrutar de la nueva afición adquirida ya que hasta este fin de semana mi hijo ha hecho muy poco caso a la bicicleta, prefería jugar al fútbol 😉

¡¡¡CELEBRAMOS LOS 6 AÑOS DEL MAYOR!!!

Es de todos sabido que la crisis ha dado de lleno en nuestro hogar pero no por ello iba a dejar de celebrar los 6 años de mi mayor como se merece.

Pero claro, no iba a endeudarme por hacerle una fiesta por todo lo alto, así que economizamos por donde pudimos y… al final salió genial.

Primero, decidimos juntarnos con otra mami que su hija cumplía años el mismo día y a ella también le venía de perlas compartir gastos. ¿Cuál fue el resultado? Un cumpleaños temático FROZEN-PIRATAS 😛 (lo sé, la mezcla es explosiva pero a ellos les dio igual)

Todo un reto preparar una fiesta con dos temáticas tan distintas

Todo un reto preparar una fiesta con dos temáticas tan distintas

¿El lugar? Como iban a ser muchos invitados (toda la clase, amigos de la urbanización, familia,…) buscamos un parque de bolas (para que esparramaran a su gusto) que saliera bien de precio.

Por suerte, nos recomendaron uno que daba muchas facilidades y… ¡¡¡los dueños un encanto!!!. Se llama La Mar de Bolas y es un parque muy bien cuidado, espacioso y con una decoración marina llamativa. Lo bueno de este lugar (además de los dueños que ya os he dicho que son fantásticos) es que puedes alquilarlo por 100 euros o que ellos te preparen la merienda y la animación.

cartel

En un principio íbamos a optar por la segunda posibilidad pero… un imprevisto nos hizo tener que replantearlo y al final alquilamos el sitio.

Pensaréis que una locura tener que preparar los bocadillos, comprar la bebida (y mantenerla fresca), decorar y todo lo demás, pero no. Todo fueron facilidades.

Pudimos ir un día antes a llevar las cosas a La Mar de Bolas, por lo que compramos las patatas, aceitunas, galletitas saladas y bebida y seguidamente las llevamos al local. Al día siguiente todo esta en su punto y nosotras sin agobios 😉

Zona de merienda de adultos y niños

Zona de merienda de adultos y niños

La comida de los niños se la encargamos a un panadero que tiene unos precios de lujo (0,45 el bocadillo relleno y 0,33 las minipizzas) y que tiene el detallazo de llevártelo donde tu digas y ya preparadito para quitar el papel y ponerlo en la mesa.

Para los papis lo hicimos nosotras. Unas cocas de mollitas (aquí podéis ver cómo se hacen) y unas cocas de verduras que junto a las patatas, aceitunas y galletitas ya estaba más que bien.

Ya solo quedaba el tema tarta. Mi amiga compró una de Frozen en el Mercadona (tienen de muchos personajes y baratitas) y yo le hice una de Superhéroes sin leche (por el tema de la alergia de mi pequeña) que fueron todo un éxito.

Ahora diréis, ¿no era una fiesta FROZEN-PIRATAS? ¿Qué pinta ahí una tarta de Superhéroes? Muy sencillo, en un principio mi chico lo quiso todo de piratas pero en el último minuto cambió de idea y quería a Superman y Spiderman en su fiesta y… como yo no le puedo negar nada en su cumpleaños… ahí que me lié la manta a la cabeza y se la hice.

La fiesta fue todo un éxito. Fueron 42 invitados y sus padres y, lo reconozco, una locura, pero mereció la pena. Fuimos ese día camareras, anfitrionas y controladoras del parque. Mucho trabajo para sólo dos personas pero tuvimos ayuda del dueño que nos explicó y nos aconsejó para que todo fuera rodado. Y jamás podremos agradecerle lo suficiente el que nos regalara la discoteca.

Zona de juego

Zona de juego

Siiiiiiiiiiii, ¡¡¡tuvimos hasta discoteca en la fiesta!!!. Madre mía cómo se lo pasaron bailando y es que el chico un crack con las coreografías y animando a los niños.

Total, que por poca más de 100 euros cada una nuestros hijos pudieron disfrutar de una gran fiesta, que es lo importante 😉

 

 

QUERIDO DIARIO (NOVIEMBRE): ALAS

Querido diario…

Mucho me ha hecho pensar la palabra de este mes ALAS. La maternidad ¿me las ha cortado o me las ha dado?

Con la llegada del mayor perdí las alas que me permitían hacer lo que quisiera sin pensar mucho en ello. Que había una fiesta… sólo tenía que preocuparme de si me tocaba trabajar o no. Los fines de semana eran la pareja. Mis siestas de los domingos… ¿dónde han quedado?

Podía salir una mañana por la puerta de casa con un plan y terminar volviendo de madrugada habiendo hecho mil cosas diferentes a las programadas. SÍ, me cortaron esas alas cuando nació mi chico pero…

Nuevas alas crecieron. Las de mis dos angelitos. Al principio apenas se apreciaban pero ahora se ven y están en constante expansión. Las alas de su inocencia, imaginación, magia, curiosidad.  alas

Y me han dado a mí nuevas alas. Puedo volar junto a ellos a países lejanos y vencer a dragones o dinosaurios. Puedo convertir unas espinacas en un rica “crema verde de Hulk”. Puedo inventar miles de historias para dormir. Puedo… puedo hacer todo lo que quiera.

Hecho de menos mis anteriores alas pero no tampoco cambio las que tengo ahora 😉

 

 

Querido Diario: Es una entrega mensual del blog The Blue Monster. Cada mes damos una palabra para inspirar una entrada de diario sobre maternidad/paternidad

HEMOS PASADO LA ESCARLATINA

No se si os pasará a vosotras, pero yo era oír la palabra Escarlatina y me venía a la mente la escena de la película Mujercitas, cuando la pequeña de la familia llegaba ardiendo de fiebre y caía desplomada. Lo mal que lo pasaron mientras ella luchaba por su vida y lo débil que quedaba después de la enfermedad.

Seguro que os viene a la mente esta película cuando oís hablar de la Escarlatina

Seguro que os viene a la mente esta película cuando oís hablar de la Escarlatina

Así que imaginaros mi susto cuando nos confirmaron que los granitos que le estaban saliendo por todo el cuerpo a mi pequeña, más la fiebre y las placas de pus en la garganta eran debidos a esta enfermedad.

Pero nada, después del susto inicial, y de una tranquila conversación con nuestro pediatra, nos fuimos a casa a mimar a nuestra pequeña y llevar lo mejor posible la convalecencia.

¿Y qué es la escarlatina?

Es una infección provocada por la bacteria Streptococcus grupo A, la cual, produce una toxina que provoca una erupción cutánea en “papel de lija“, rugosa y roja.

Es una enfermedad infectocontagiosa que da fiebre, dolor de garganta y de cabeza, dolor abdominal (a veces incluso vómitos) y la erupción que antes os he mencionado.

Erupción típica de la Escarlatina

Erupción típica de la Escarlatina

Primero aparece la fiebre (mi pequeña empezó el lunes por la mañana) y a las 12 o 48 horas brota la erupción (el martes ya estaba mi chica con ella). Aparece primero por el cuello y tronco y después se extiende a las extremidades y genitales (mi niña tuvo granitos hasta dentro de las orejas y los párpados). A partir del sexto día comienza la involución de la erupción y la piel comienza a descamarse (así llevamos ya unos días nosotras).

Se da sobre todo en niños entre los 2 y 10 años de edad y raramente en adultos.

¿Tratamiento?

A parte de muchos mimos, se trata con un antibiótico, paracetamol o ibuprofeno para la fiebre y, también, algo para los picores que recetará el pediatra si tiene muchos.

Otras medidas que tuvimos que tomar fue no compartir nada con ella ya que el contagio se produce de forma directa por vía respiratoria (compartir vasos, toallas, pañuelos,…). Y además, tuvimos mucha precaución con “esas gotitas” que salen disparadas cuando hablamos o estornudamos.

Para evitar el contagio en el colegio el pediatra nos aconsejó llevarla una vez hubiera estado 24 horas sin fiebre.

Así que, entre que costó que la fiebre se fuera (a pesar de empezar pronto con el antibiótico) y que el puente nos ha pillado, hasta hoy no ha vuelto la pequeña al cole, pero hemos aprovechado para pasar más tiempo juntas, dibujar y preparar cositas para la Navidad.

Conclusión: No es tan fiero el lobo (en este caso la escarlatina) como parece 😉